Feministas reaccionan a la violencia y falta de atención de las autoridades

Por Alejandra Reyes

No se puede seguir criminalizando a las “mujeres vándalas” cuando las personas encargadas de la justicia no hacen su chamba y permiten que las sigan matando, aseguró Patricia Valladares, coordinadora del programa de Atención y violencia de la UNAM.

Dijo que el problema de los feminicidios van a continuar, hasta que no entendamos como sociedad, hombres, mujeres y todas las clases sociales, comprendan que es un problema que afecta al país, porque se está matando a la mitad del talento, hablando no solo de mujeres, sino a su familia, hijos y padres, que no saben cómo externar el coraje de haber perdido a su hija, hermana, amiga o madre.

Patricia Valladares explicó que muchas de estas jóvenes han sido víctimas de una sociedad misógina, golpeadora que siempre ha visto a la mujer como objetos para satisfacción de los varones

Así mismo dijo que de cada 10 mujeres, 7 han sido víctimas de violencia, por su padre, hermano, novio, marido y hasta de sus mismos profesores, por eso existe ese rencor en las “Mujeres Muro”, que quieren destruir todo a su paso, tras ser víctimas permanentes de una sociedad patriarcal que las pretende seguir sometiendo. Quizás en algunos casos no las golpean, pero les causan mucho daño psicológico.

Cuando una víctima solicita ayuda a la policía judicial o cualquier autoridad, se le niega, porque casi las quieren ver muertas o casi moribundas para proceder contra el agresor. Una autoridad así no vale, ni su opinión, porque para eso existen las leyes, que se han reformado para proteger a las mujeres.

“Cuando un sujeto asesina a su esposa, “se imaginan el daño psicológico que causa a los hijos, crecen con odio o con problemas mentales, o una reproducción de esas conductas”.

Patricia Valladares dijo que cuando una mujer pide ayuda a la policía, la autoridad no hace nada, porque solo quiere actuar cuando llegan muertas o casi muertas, por eso tano feminicidio.

Comentó que algo que le agradó, es que los chavos con mayor preparación académica, tratan de entender más a su pareja y ya no son esos hombres violentos, tratan de sobrellevar la relación de manera pacífica. Es un nuevo orden amoroso con su pareja, aseguró.

ASME

Deja un comentario