Gasolinazos

Dobleces

Filiberto Gallardo Castañeda

En enero de 2017, en año electoral, el gobernador Eruviel Ávila Villegas y su secretario de Movilidad en ese momento, Isidro Pastor Medrano, tomaron la decisión de aumentar en 25 por ciento el costo de la tarifa mínima del transporte público en el Estado de México.

No hubo aumento oficial, sólo el gobierno mexiquense permitió a los empresarios transportistas aumentar las tarifas a su arbitrio. La tarifa mínima estaba en ocho pesos y la subieron a diez, el 25%

Esto fue derivado del aumento en el precio de la gasolina que anunció el gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, en diciembre de 2016. El litro de gasolina Magna en ese entonces costaba 13.16 pesos, de la Premium 13.97 y del Diésel 13.77.

A partir del primero de enero de 2017 las gasolinas subieron sus costos. La Magna subió a 15.94 pesos, la Premium 17.69 y el Diésel subió a 16.88. 

Las consecuencias del aumento a los hidrocarburos fueron funestas. Recordemos que se registraron manifestaciones violentas, ataques a gasolineras, a tiendas departamentales y a edificios públicos. Hubo al menos cinco personas fallecidas a causa de los disturbios.

Decíamos que el transporte público de pasajeros en el Estado de México aumentó arbitrariamente las tarifas de ocho a diez pesos y por más negociaciones entre Edmundo Ranero Barrera, nuevo secretario de Movilidad, pues Isidro Pastor Medrano renunció, y los transportistas no se llegó a nada. 

Los concesionarios y permisionarios se montaron en sus trece y mantuvieron las tarifas. Hubo sí, algunas unidades que fueron enviadas al corralón, pero sólo fue para taparle el ojo al macho como dice el dicho popular

Ese año hubo comicios en la entidad mexiquense para elegir al nuevo gobernador. La gente se volcó a las urnas para castigar al partido que había autorizado el gasolinazo y el tarifazo. 

Unitariamente, por partido, el gran vencedor de las elecciones fue el Movimiento de Regeneración Nacional, pero gracias a las alianzas el PRI pudo retener el gobierno, sumando los votos que le aportaron el verde y Nueva Alianza.

Ya se anunció un nuevo aumento al precio de la gasolina a partir del 1 de enero. Habrá que estar atentos al costo total de los hidrocarburos, para ver qué tanto afecta a la sociedad, porque ese sería un parámetro para medir desde ahora el descenso en la votación de Morena y los partidos coaligados.

Deja un comentario