Gorda la caballada

Para un millenial, la expresión “La caballada esta flaca”, quizá no tenga sentido cuando se habla de política, pero aquí les explico la historia.

Corría el año 1975, se acercaba el cambio de poder en el año 1976 y parecía que el entonces presidente Luis Echeverria no sabía por quién decidir para que le sucediera, dadas las cosas un personaje de la antigua política mexicana, parrandero, caciquil, y a la sazón gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa, hizo alusión al momento político del país profiriendo una frase que se volvería inmortal: “La caballada está flaca”, lo que significa que no había hombres de peso específico para suceder al presidente o lo que es lo mismo, todos eran mediocres, medianos, sin mayores cualidades.

Esta sentencia se repite religiosamente cuando se acerca el momento en que el presidente decide quién podrá ser su candidato, que no su sucesor.

Pues esa era la costumbre, hasta este periodo, porque AMLO a 3 años de las próximas elecciones presidenciales, decidió mostrar el peso de su caballada y hacer notar que, al contrario de otros periodos, la suya está bien alimentada y goza de cabal salud. La cuadra de la 4T esta gorda.

Nombres de hombres y mujeres no faltan, dicen los que de esto saben, que la preferida es Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la CDMX, que ya son muchas las señales que el presidente ha dado sobre su decisión.

Pero otros señalan que López obrador está tanteando el terreno y utiliza a Claudia como un señuelo para destantear al enemigo, otros nombres se le ha escuchado decir a quien habita palacio nacional, que si Tatiana Clouthier, Esteban Moctezuma o José Ramón de la Fuente, en la lista no puede faltar Marcelo Ebrard y hace un par de días hizo su debut en este inventario Rocío Nahle, secretaria de energía.

En la cuadra personal de Andrés Manuel no está Ricardo Monreal que parece corre y se alimenta en un equipo alterno dentro de la 4T, hará su esfuerzo por no enflacar ante los ojos del que todo lo ve.

Politólogos, imagenólogos, opinadores y aquellos cercanos al círculo rojo piensan que aún es muy temprano para haber soltado al tropel, pero nadie sabe lo que hay en la cabeza de AMLO, solo él sabe su juego y con nadie comparte esa información.

Los aludidos ya demostraron los méritos suficientes y por eso fueron llevados al corral de la caballada, muchos más hubieran querido estar dentro, pero se quedarán con las ganas, ¿Nombres? Fernández Noroña, Mario Delgado, López Gatell, y los gobernadores morenistas que se acumulen en los próximos 24 meses.

Mientras tanto, que los mencionados sigan trabajando, impresionen con sus resultados y su lealtad, que nadie se mueva más allá de sus responsabilidades, porque dice otro refrán muy de la política mexicana: “que quien se mueve no sale en la foto”.

Encuéntrame en Facebook como Hugo Garcia.

ASME

Deja un comentario