Habitantes de Santa Barbara en Cuautilán Izcalli pasan noche de miedo

Ante la amenaza del desbordamiento del emisor poniente, tocan las campanas de la iglesia para alertar a la población

Tremendo susto vivieron esta noche los habitantes de Santa Barbara en Cuautitlán Izcalli. El nivel del agua en Río Chico y Puente Grande están al máximo y temen que se desborde en cualquier momento, por lo que tocaron las campanas de la iglesia para alertar a la población.

Xochitl Lisen Resendiz Salgado, delegada de Santa Barbara, comentó que los ingenieros de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) les informaron anoche que ya se logró controlar el nivel del agua.

También llegó personal del Organismo del Agua de Cuautitlán Izcalli y confirmaron que el nivel del agua está alta, pero todavía tiene capacidad de dos metros más.

Habitantes de Santa Barbara se prepararon

Las llamadas de alerta preocuparon a la gente y muchos pobladores de Santa Barbara empezaron a juntar costales, palas, para ir apoyar al pueblo vecino de San José, donde señalan que baja el río de Puente Grande.

Comentó que les asusta mucho que el nivel del agua suba, porque hace años Puente Grande se reventó en uno de sus muros y causo mucho daño a la población.

San José, el pueblo que más peligra

Algunos vecinos señalan que el problema de desbordamiento puede estar en la comunidad de San José.

El comandante de Conagua dice que va bien, comentó Xochitl Lisen.

“que no había mucho riesgo de desbordamiento en el Emisor Poniente, por que le faltaban 2 metros de altura para llegar al borde del Río Chico, en Puente de San José”.

Temen se repita la historia

Comentó que los habitantes de Santa Barbara tocaron las campanas a las 20:00 horas de anoche, “la gente ya estaba espantada por lo que paso hace años”.

La gente del pueblo estuvo circulando en camionetas por diferentes calles para ver el nivel del agua y el susto se agravo con el temblor.

Cadena de whatsApp los atemoriza

Además, estuvo corriendo un mensaje de voz en WhatsApp donde se informaba que había habido una reunión con elementos de Conagua, quienes dijeron que estaba complicado el desfogue de la Presa Guadalupe, que estaban cerradas las compuertas, pero que en la Presa Lanzarote no se podía controlar porque era un vertedero.

Destaca dicho mensaje que el nivel del río estaba muy alto, a un paso de llegar al puente de Fierro y se les solicitaba que empezaran a subir los muebles, tomando precauciones.

“subamos cosas a un segundo nivel, previniendo una contingencia, tomando en cuenta que el sismo de ahorita puede provocar un oleaje importante”.

Finalmente dijo la delegada de Santa Barbara que fue una noche muy larga de grandes sustos.

ASME

Deja un comentario