Hablar de feminismo es necesario, advierten tres autoras en la Filem

Presentan tres libros enfocados a temas de igualdad entre hombres y mujeres

Hablar de feminismos es necesario y es importante, asegura Catalina Ruz-Navarro, importante columnista colombiana, especialista en perspectiva de género, en su libro “Las mujeres que luchan se encuentran”. 

Con su personaje “Luisa Castellanos”, la autora va argumentando a partir de un testimonio personal, un camino que aborda seis temas por capítulo: el cuerpo, el poder, la violencia, el sexo, la lucha activista y el amor. Ello mediante once heroínas retratadas por Luisa Castellanos, y que alzan la voz y evidencian que “es un libro pedagógico, explico los  fundamentos de los feminismos, ejemplifica y enseña de forma didáctica el uso de feminismos y  porqué se deben hablar de estos temas”, resaltó.

En este primer fin de semana de actividades en la Feria Internacional del Libro del Estado de México, FILEM 2020, destacó la presentación de tres libros que abordan desde diferentes perspectivas temas de equidad de género.

Otro libro fue, “No son micro. Machismos cotidianos” de las autoras Claudia de la Garza y Eréndira Derbez Campos, quienes explicaron que en su obra conceptualizan los machismos como aquellas prácticas, discursos o comportamientos masculinos arraigados en la cultura y que intentan minimizar, justificar, desacreditar y hasta descalificar los intentos de autonomía de las mujeres.   

“La forma en que seleccionamos los machismos que mencionamos en el libro, tiene que ver con un ejercicio que hicimos en muchos sentidos; por una parte, fue preguntarnos cómo podíamos abarcar las diversas esferas o formas en que enfrentamos estas conductas, tomamos inspiración de las geógrafas feministas, que parten de estas esferas espaciales y cómo se relacionan unas con otras”, explicó Claudia de la Garza.

Y finalmente, pero no menos importante fue el libro, “Como hombres. El mundo de las mujeres en zapatos masculinos”, de la autora colombiana Ana María Mesa, donde reflexionó sobre la manera en que se habla del comportamiento de las mujeres que luchan por la legalización del aborto.

Esta publicación fue en sí un trabajo de curaduría para clasificar por categoría 500 o 600 tuits y organizarlos, luego de un difícil proceso de selección. “Es un libro cuya línea va in crescendo, va de lo sutil hasta llegar a la violencia de género y todo está conectado; es didáctico”, dijo la escritora.

Deja un comentario