La fuente de la felicidad: las artes y la cultura

Estudio afirma que estas actividades realmente acercan a las personas a un bienestar.

Leer libros y periódicos, participar en clases de arte, asistir al cine y al teatro son actividades que nos acercan a la satisfacción con la vida, actitudes positivas y un balance afectivo, reporta el estudio estadístico “El rol de la participación cultural en el bienestar subjetivo en México”.

Javier Reyes, recién egresado del Doctorado Internacional en Bienestar Social de la Universidad IBERO y el Boston College, es el coautor que del artículo publicado en el 2020 en la revista Applied Research in Quality of Life.

En el analizó los resultados de la encuesta del módulo de Bienestar Autorreportado del INEGI.

Política y calidad de vida

Este estudio surge para tratar de responder a la pregunta ¿qué tiene que ver la política pública con la calidad de vida de las personas?

Bienestar tiene que ver con el acceso a recursos y percepciones que permiten a los individuos desempeñar una vida adecuada.

Mientras que el bienestar subjetivo son las apreciaciones que se tienen sobre las condiciones materiales de bienestar, como la satisfacción con la vida, los pensamientos positivos y la felicidad.

“Todas las actividades artísticas y culturales de alguna manera podrían estar asociadas o es un indicio de que podrían contribuir de alguna forma al bienestar subjetivo de la población mexicana”.

Actualmente en México la administración de cultura en todos los niveles de gobierno, se observa un recorte severo al sector, el cual se ha agravado con la pandemia, detalló el Dr. Reyes.

Este estudio podría contribuir en la creación de políticas públicas culturales que realmente atiendan el bienestar subjetivo individual y social, mediante intervenciones culturales diferenciadas, expuso el académico.

El artículo el doctor Javier Reyes es un trabajo previo a su tesis doctoral que se enfocó a estudiar en profundidad si verdaderamente el arte y la cultura contribuyen al bienestar subjetivo de las víctimas del delito en el estado de Guerrero.

“Cuantitativamente sí hay indicios de que estas actividades tienen capacidad para incidir favorablemente en las víctimas, en sus procesos de afrontamiento y les abre una posibilidad de alcanzar un bienestar”.

El Dr. Javier Reyes realizó el trabajo de investigación en colaboración con el Dr. Óscar Martínez, del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la IBERO, y el Dr. David Takeuchi y la Dra. Margaret Lombe del Boston College.
Si está interesada o interesado en leer el artículo completo escriba a javierrmmx@hotmail.com

ASME

Deja un comentario