La nueva disputa por la presidencia del IEEM

Observatorio electoral

El proceso para la ocupar el máximo cargo del IEEM se acerca a su etapa final. A más tardar el 19 de octubre el INE hará la designación correspondiente. Será la segunda ocasión que se realice tal ejercicio este año. La primera vez fue declarado desierto por la presiones del gobierno mexiquense, para no perder el control de los comicios locales. Hasta este momento, el abanico de opciones consta de seis mujeres y siete hombres con los siguientes perfiles.

Diez de los 13 aspirantes estudiaron Derecho (77 por ciento) y tres otras carreras: Administración, Relaciones Internacionales y Ciencias Técnicas de la Comunicación. Nueve de los aspirantes reportan estudios de maestría: siete en Derecho (78 por ciento) y dos en otras áreas: Administración Electoral y Gobierno y Asuntos Públicos. Tres de las aspirantes reportan estudios de doctorado en Derecho (100 por ciento). Nadie cursó algún programa de calidad avalado por el Conacyt, es decir que son de escuelas “patito”.

Dos de las aspirantes reportan post doctorado, pero eso no es un grado. Son estancias de investigación en instituciones prestigiadas para perfeccionar sus habilidades. Solo pueden realizarlas los recién doctorados, profesores o investigadores de carrera y ninguna de ellas lo es. En varios aspirantes se nota que inflaron su currículum. Sería conveniente que el INE verificara la autenticidad de esos datos antes de hacer la designación.

Siete aspirantes trabajan o trabajaron en el INE (cuatro vocales, de los cuales dos estuvieron antes en el IEEM, y tres consejeros); cinco en el IEEM (dos directivos, un ex vocal y dos ex directivas); y uno en el OPLE de la Ciudad de México. Es decir que todos han estado en órganos comiciales. Su promedio de edad es de 42.5 años: el menor tiene 32 y el mayor 53. Solo cuatro de los aspirantes trabajan en algo distinto a lo electoral: una dice ser académica de la UNAM y otra catedrática de la UAEM (ambos cargos inexistentes); una es coordinadora en la UAEM y uno es directivo en una secretaría federal.

Como se puede apreciar hay dos características fundamentales: Derecho es la carrera dominante y la totalidad de los aspirantes han pasado por los órganos electorales. Esto quiere decir que es un proceso endogámico; se nutre de los cuadros formados en su mismo ambiente. Además, considerando que siete aspirantes se han formado en el IEEM, un órgano históricamente subordinado al PRI y al gobierno estatal, puede decirse que ese partido tiene más probabilidades de colocar a uno de los suyos en el máximo cargo del órgano comicial.

Visto desde un ángulo analítico, la lucha por la presidencia del órgano electoral se dará entre dos camarillas políticas: la del INE, con más contactos de alto nivel en su sede de Viaducto Tlalpan; y la del IEEM, que esta vez si quiere ocupar la oficina principal del edificio de Paseo Tollocan. A partir de ahora los cabilderos del gobierno mexiquense y del PRI estarán desplegando todo su poder para colocar a uno de los suyos en ese sitio.

De entre ellos, el INE elegirá a quien ocupará la presidencia del IEEM. La probabilidad de que otra vez se declare desierto el concurso es remota. Ojalá que el INE decida acabar, ahora sí, con la subordinación del órgano comicial local al poder mexiquense; que no sucumba de nuevo a las presiones del gobierno estatal, para que pueda romperse el cordón umbilical que los une. Nombrar a una persona imparcial en la presidencia del IEEM contribuiría mucho a este fin.

Un comentario

  1. Es muy lamentablemente que el articulista diga que no son de alto nivel educativo, uno la ley no lo señala, y lo más denigrante incluso para el mismo, el que escriba dudas sobre los participantes, el ano ha demostrado nada. De sus dichos.

Deja un comentario