Las Nenis

Desde mi Lap

Que no se confunda, nada que ver con los ninis o las ninis, estas son LAS nenis, no hay LOS nenis.

Un año hizo este primero de marzo que se declaró la pandemia y el encierro en nuestros hogares, todo lo que diga respecto de la perdida de mil cosas es historia, pero cuando algo se pierde también algo se gana, se fortalece o se redescubre.

Nancy Reagan dijo: La mujer es como una bolsa de té, solo cuando la ves bajo agua caliente te das cuenta lo resistente que es.

¿Y díganme si la pandemia no es como esa agua caliente a la que hace alusión, quien fuera esposa de Ronal Reagan, presidente de los Estados Unidos?

Ante la pérdida de empleos y la baja del poder adquisitivo, consecuencia del encierro, quienes sacaron la cabeza una vez mas para balancear el ingreso y la calidad de vida adquirida a o largo de los años fueron las mujeres.

Sin importar condición social o económica, nos dimos cuenta cómo se formaron decenas de grupos donde mujeres ofertaban cualquier clase de productos, pan hecho en casa, repostería, guisados, frutas y verduras, implementos de cuidado personal, productos de higiene, toda clase de artilugios contra la pandemia, no se diga lo orgánico, hubo un boom, un día probé una rosca (de reyes) orgánica que mi mujer le compró a una repostera vegana.

No es poca cosa lo que las nenis intercambian en la economía mexicana, se calcula que hasta 9 millones de pesos diarios mueve este grupo de emprendedoras y ayudan a la economía de 13 millones de hogares mexicanos, alrededor de 50% del total de hogares en el país; así lo señalo Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios

El apelativo de Las nenis nació de la singular forma de ofertar por grupos de whatsapp, donde la vendedora se refiere a su prospecto como “neni”, “hermosa”, “cariño” o cualquier otro adjetivo que demuestre afecto, sensibilidad y cercanía.

Mi rodilla en el suelo en señal de tributo una vez más, en casa yo también tengo a mi neni y juro que mucho ha ayudado.

Encuéntrame en Facebook como Hugo Garcia

Deja un comentario