Leer debe ser un placer

La joven escritora Andrea Abonce pide que los papás fomenten el hábito de la lectura y comparte algunas recomendaciones

La cuentista infantil, Andrea Fernanda Abonce Pasilla, invita a los papás a que no dejen que los niños pierdan el interés por la lectura, ya que es a edades tempranas donde se debe y se puede fomentar el hábito.

Recomienda que pongan a sus hijos a leer en algún momento del día o de la semana. Si es pertinente, que los lleven a librerías y que sean los pequeños quienes escojan el título de su interés.

Dejar elegir lecturas de su preferencia

Que no les impongan un libro en específico, que les dejen elegir según el género que les llame la atención o se les hace interesante, ya que es eso lo que genera el hábito, “cada niño tiene que encontrar el libro con el que haga una conexión”, aseguró

A sus 21 años, ha sido ganadora de dos ediciones del Concurso de Cuento Infantil de la Universidad Autónoma del Estado de México, este año logró el segundo lugar con su obra “Guardianes de la Imaginación”.

Y en 2018 consiguió el primer lugar con “Tiny y sus amigos. Misión hermano” en lo que significó su primera incursión en el género infantil, pero que logró atraparla totalmente.

“Tiny está muy padre la historia, pero lo leo y todavía le encuentro errores, y digo aquí pude haber puesto esto. Ahora con Guardianes de la Imaginación como ya me había preparado más, leyendo literatura infantil, ya había tenido contacto con los niños y ya conocía más a mi público. Tiny fue un poco más improvisado”.

Respecto a su estilo le gusta que sus cuentos sean muy fantásticos con mucha magia y personajes muy “locos”.

“Yo nunca me hubiera imaginado escribir literatura infantil y es lo que ahorita me está gustando demasiado y creo que voy a quedar en eso, antes me gustaba la literatura de terror y misterio”.

Historias de su abuela

Actualmente ya está trabajando en una antología de cuentos titulado Teresa, inspirados en las historias de su abuela, quien vivió en un rancho en Aguascalientes, la cual también espera prepararla para algún concurso. 

“Me gusta el poder contar algo en pocas palabras, porque a la vez representa un reto, de sintetizar un mundo en unas cuantas páginas o en poco tiempo y poder darle un buen sentido, que sea una buena historia, en la novela puedes divagar más y dar más descripciones”.

Es parte del programa Estimulo Talento Científico y Cultural José Antonio Alzate, donde imparte el taller Escribamos un Cuento, dirigido a niños y niñas de seis a 12 años, en 2020 lo hizo de manera virtual y ahora es presencial.

Ello le ha permito tener un acercamiento directo con su público, donde no sólo leen y les enseña cómo escribir, también les da a conocer autores mexicanos y realizan actividades didácticas.

ASME

Deja un comentario