Pobreza y pobreza alimentaria se incrementa: Banco de Alimentos

El número de solicitudes se ha incrementado

Lejos de disminuir la pobreza y la pobreza alimentaria en el Estado de México se ha incrementado. Sobre todo en época de pandemia, aseguró el director del Banco de Alimentos en la entidad, Alberto Canúl Juárez.

Mencionó que según estimaciones de organismos nacionales e internacionales, han sido cerca de un millón 200 mil personas las que durante la pandemia se sumaron a las filas de pobreza y esto es evítense que también se refleja en gente que no tiene recursos ni oportunidades para tener un mínimo de alimentación.

10 mil solicitudes de apoyo por pobreza alimentaria

En el Banco de Alimentos también se ha visto reflejada esa situación, dijo, ya qué, en lo que va del año, hay cerca de 10 mil solicitudes que se han recibido para ser beneficiarios con los programas que ofrece este organismo y que no se han podido atender por falta de recursos.

“A nosotros también nos ha pegado la pandemia. El número de apoyos de empresas que nos daban productos no perecederos o dinero para comprar, se han reducido. Y eso, claro que reduce las posibilidades de incrementar los apoyos”.

Al momento, se siguen entregado apoyos a 32 mil familias del Valle de Toluca y es el mismo número de beneficiados que el año pasado, dijo, no se han podido incrementar por la falta de recursos.

Aumentos de precios impiden a ayudar a más personas

Aunado a esto, dijo, se han registrado incrementos significativos en el costo de productos por lo que también ha bajado la posibilidad de comprar más para armar más paquetes alimenticios y apoyar a más familias.

“Hay productos que también nosotros compramos por toneladas para poder armar los paquetes alimentarios y entregarlos a las familias y hemos visto que en lo que va del año se ha incrementado por lo menos un 10 por ciento el costo de frijol, arroz, azúcar, lenteja, aceite y eso hace que no podamos comprar más y brindar más apoyos”.

Asimismo, dijo, se ha tenido que reducir el número de productos no perecederos, que son los que han aumentado el costo y ahora se ha suplido por frutas y verduras de temporada pues quienes se han sumado a la lucha contra la pobreza alimentaria es el sector de campo.

Finalmente reconoció que los esfuerzos gubernamentales que se han puesto en marcha para combatir la pobreza y la pobreza alimentaria no han sido suficientes, por lo que se debe trabajar aún más a favor de los que menos tienen y que son cada día más.

ASME

Deja un comentario