Lo que viene para la educación

Communitas

La narrativa oficial ya empezó a posicionar la “normalización” de la vida y se han tomado decisiones para generar la sensación de que la pandemia por Covid-19 ha concluido. Si bien los datos muestran una disminución continua en el número de casos confirmados, ya se han superado las 221 mil muertes por la enfermedad que provoca el coronavirus.

Las decisiones se han enfocado a recuperar la “normalidad” en las actividades comerciales, con el genuino interés de recuperar algo de los empleos que se perdieron por la pandemia, estimados en más de 12 millones en todo el país. El efecto negativo se ha extendido hasta el primer trimestre de este año 2021, con un estimado de 1.8 millones de personas sin trabajo remunerado.

Uno de los campos en los cuales ya se habla de la normalización de las actividades se refiere a la educación y empezaron a emitirse mensajes en el sentido de que se regresará a la enseñanza presencial.

Sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió hace unos meses que el impacto en el sector educativo sería muy significativo, en virtud de que se acrecentaron las condiciones de desigualdad entre el estudiantado.

El organismo internacional identificó algunos de los principales problemas en el campo educativo: las dificultades para mantener una relación positiva estudiantes-profesores-familias; las habilidades de los educadores para adaptarse; las desigualdades de acceso a la tecnología; las diferencias en la colaboración de las familias y las posibilidades de hacer compatible el trabajo de los padres con la educación en casa; la ansiedad y la falta de motivación de los alumnos.

En ese sentido, la Clínica de Estrés Postraumático del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), con sede en Toluca, dio a conocer que la pandemia por SARS-CoV2 ha provocado un aumento de casos de ansiedad y depresión, ante la obligación de mantener un confinamiento parcial o total, así como por el cambio en nuestras formas de interrelación y el fallecimiento de seres queridos.

De acuerdo con el comunicado emitido este lunes, durante 2020 se ofrecieron más de 15 mil atenciones, de las cuales 61 por ciento fueron consultas psicológicas y 39 por ciento de contención psiquiátrica, afectando tanto a hombres como a mujeres.

Por ello, en el ámbito educativo, la nueva fase -presencial, mixta o a distancia- deberá enfatizar el desarrollo de las capacidades cognitivas, sociales y emocionales, y trascender la enseñanza a partir del “conocimiento prefabricado”.

El reto de los sistemas educativos será crear modelos más creativos, resilientes, flexibles y preparados. Se trata de que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes verdaderamente aprendan y no sólo de cumplir -por interés político- unas fechas en el calendario o con la narrativa oficial.

PERCEPCIÓN

Las campañas políticas con miras a la elección del 6 de junio han sacado lo peor de diferentes personajes; lo terrible -para ellas y ellos- es que sus actitudes son más visibles con las redes socio-digitales. Usted decidirá.

ASME

Deja un comentario