Lorena Venta crea en medio de la pandemia

Escribió en un mes el guion de la obra de teatro virtual, “Diario de Cuarentena”

La dramaturga y directora Lorena Venta Betancourt escribió el texto de la obra Diario de Cuarentena en abril de 2020, cuando la pandemia por COVID-19 había iniciando, lo que representó un reto importante en su carrera. La primera obra de teatro que se presentó en formato virtual y se mantiene en cartelera desde el pasado mes de junio.

La licenciada en Artes Teatrales por la Universidad Autónoma del Estado de México, explicó que el guion fue por encargo de la directora de Teatro Landó, Betania Paniagua, quien le especificó que tendría que ser un monólogo de una mujer joven, e inspirado en las frases detonantes de lo que la gente en general estaba sintiendo en esos primeros meses de incertidumbre.

Diario de Cuarentena es la historia de una joven estudiante encerrada en casa por el tema de la pandemia, donde se enfrenta a sus demonios, incluido su abuelo quien abusó de ella cuando era niña, tema que surgió al ver un documental de la la periodista mexicana, Lydia Cacho, respecto a la pornografía y prostitución infantil que impera en zonas turísticas de México ante los ojos y la displicencia de las autoridades.

“Hubo limitantes, pero al final de todo fue muy creativo en el proceso, porque fue también con la restricción que la obra sería en línea, entonces también tenía esa condición, lo cual fue otro reto, porque estaba el debate si era o no teatro. Dada la propuesta el gremio se infartó porque decían que no era”, explicó.

Betania Paniagua confió en esta joven dramaturga, ya que su gusto por autores contemporáneos le permiten hacer propuestas innovadoras, algo en común con Teatro Landó, donde se pudo abordar un tema importante, como las violencias que se viven en casa y que actualmente se han maximizado.

En tan sólo un mes el texto final quedó listo, y en poco más de un mes se montó la obra, la cual cuenta con música original de Javier Santos. Pero Venta Betancourt recuerda que fue complicado el proceso. “Me sentí muy presionada, caí en un episodio de ansiedad también, fue horrible porque estábamos justo en la paranoia, del mundo se está cayendo a pedazos y decir, qué quiero proyectar”, señaló.

Lorena Venta, reconoce que no le gusta escribir por encargo, y le gusta dirigir lo que escribe, pero al ver la obra ya montada, quedó encantada y orgullosa, le amplificó su panorama. “Estoy maravillada, porque yo sólo soy una parte de todo lo que ustedes vieron en la pantalla, y es realmente rico, te nutre cómo las diferentes perspectivas toman el texto y lo transforman a lo que ellos quieren comunicar, cada creativo desde su rama”, finalizó.

ASME

Deja un comentario