Los Diablos rojos del Toluca reciben poca afición en el Infierno

Poco público se dio cita en las inmediaciones del estadio previo a arranque del partido entre Toluca y Tigres de la UANL

Desde muy temprana hora los puestos de comida comenzaron a llegar a las inmediaciones del estadio Nemesio Diez con la esperanza de tener buenas ventas, pero la afluencia en general fue baja para ellos y para revendedores.

A las 10 de la mañana ya se veía gente por las calles aledañas, quienes buscaban almorzar algo, un boleto, recuerdos o alguna “bebida”.

Familias, amigos, parejas y las siempre fieles porras de los Diablos Rojos del Toluca asistieron con la ilusión de volver al estadio.

Pero las restricciones de acceso al inmueble, el cual sólo presentó un aforo del 30 por ciento con 8,540 personas, de acuerdo al reporte del club.

Donde no se permitió la entrada a niños menores de 12 años, lo que sin duda impactó, ya que algunas familias se enteraron al llegar a la puerta.

TE SUGERIMOS: Aforo de 40% y sin abonados, partidos en el Nemesio Diez

Con cantos y baile, las porras apoyaron a sus equipos

Los que no podían faltar fueron los revendedores, quienes incluso conforme se acercaba la hora del partido fueron bajando sus precios, “cien pesos más barato” decían a la gente que pasaba.

Tras recibir al equipo a su arribo al estadio, la Barra Perra Brava aprovechó los momentos previos para ensayar con tambores y trompetas a las afueras de su oficina ubicada a un costado del estadio y es que recienten la inactividad y hay que practicar, comentaron.

Más tarde sobre la Avenida Morelos llegó la porra de Los del Tunel, quienes con banderas, canticos, cuetes y bombas de humo asistieron al estadio con la esperanza de ver ganar a su equipo y quienes no portaban cubrebocas y muchos menos mantenían la distancia.

Pero minutos después, en sentido contrario sobre la misma avenida se aproximó la porra de Tigres, y aunque por momentos parecía que se enfrascarían en una bronca, la policía logró contenerlos.

Todo quedo en lanzarse botellas, envaneces, gritos en contra y muchas “mentadas”, finalmente cada uno de los grupos de animación pudieron ingresar al estadio por puertas diferentes.

Minutos después ya todos adentro comenzó el encuentro, el cual terminó con un contundente triunfo de los Diablos 3-1.

NEF

Deja un comentario