Marx Arriaga, el mansplicador de la 4T

Alba Adriana Patlán*

Esta semana, de nueva cuenta se estableció  una controversia en redes sociales por dos declaraciones del funcionario federal Marx Arriaga Navarro, actual Director General de Materiales Educativos de la SEP.

La primera, tiene que ver con la convocatoria a creadores visuales para el rediseño de los libros de textos gratuitos de educación primaria del ciclo escolar 2021-2022, los cuales se distribuyen en todo el país a 13 millones de niñas y niños, lo cual no sería mala idea, pero a cambio de este trabajo creativo se ofrece una constancia de participación, un ejemplar de la obra y créditos sin ninguna remuneración económica, es por ello que algunos integrantes del gremio  vía redes sociales han lanzado una anticonvocatoria  para no participar, ya que esas prácticas afectan las condiciones laborales e incluso de derechos de autor de las/os participantes,  indignante petición de un funcionario que cobra 126 mil pesos mensuales.

La otra controversia de este funcionario se dio justamente en un evento realizado en Actopan, Hidalgo, cuando era titular de la Dirección General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura en un evento de fomento a la lectura en el cual decidió  explicarle a las mujeres cual es el modo de luchar: “Mujeres que buscan emanciparse de sus opresores, modificar este sistema machista que las rodea, no esperen que su libertad llegue como un regalo, por favor, lean aquellos libros, ahí están descritos los caminos para su revolución” y otra parte de su discurso fue aludiendo a la falta de cultura y educación de las mujeres:  “Nuestro Presidente no las engaña. ¿Quieren cambiar este sistema machista? Necesitan dos cosas: uno, cultura, lo cual les dará identidad, y dos, educación para desarrollar un pensamiento crítico. ¿Quieren ambas? Asistan a la biblioteca pública”.

Estas frases se viralizaron en redes sociales, en las que por supuesto estaba presente la indignación, pero sobre todo podemos decir que sus palabras son  la expresión gráfica del mansplaining, un término anglosajón que se utiliza para describir  ese hábito de los hombres para explicarnos en un tono condescendiente las cosas a las mujeres que tiene la intención de desestimar nuestros comentarios o conocimientos; esas explicaciones además pretenden demostrar la posición de superioridad de los hombres en aquellos espacios que creen que les corresponden como son los espacios públicos, tal cual  como  fue el utilizado por Marx Arriaga: el mainsplicador de la 4T,  diciéndonos que a la lucha de las mujeres le hace falta cultura y educación.

Marx Arriaga ignora que una de las brechas que hemos intentado disminuir las feministas es el acceso a la educación formal  y es sobre todo en ámbitos universitarios, donde se amplían estas desigualdades, ignora que hay muchas mujeres, que aunque no tienen estudios de educación formal, cuentan con conocimientos adquiridos por experiencias que comparten en diversos foros internacionales, como es el caso de las mujeres pertenecientes a los pueblos originarios hablando de toda la riqueza cultural, de organización comunitaria, de partería, ignora que hay mujeres que han vivido situaciones de trata  que dan conferencias a niñas, niños y adolescentes para  prevenir este delito; ignora que hay muchas feministas que están en formación continua con cursos, talleres, doctorados, etcétera, que brindan sus conocimientos a otras mujeres para atender la violencia, les informan sobre sus derechos, cómo prevenir el abuso sexual infantil, qué es el cambio climático, entre muchas otras cosas,  son las  académicas quienes construyeron el término del feminicidio, que por cierto desde 2012  se tipificó y no, no es que llego junto con la 4T este término. Marx Arriaga, pasará a la historia como quien pretende que ilustradores hagan trabajo gratis, pero sobre todo como el mansplicador de la 4T.

*Feminista activista,

Presidenta Ddeser.

Deja un comentario