Miedo y muerte

Desde mi lap

“miedo a no saber qué piensas” … buena esa canción de Pepe Aguilar y así con miedo, más que miedo terror, vivió el empresariado mexiquense la semana anterior, pues a un pelito de rana calva, estuvo el gobierno del Estado de México de regresar al semáforo rojo de la pandemia, pues los casos confirmados de Covid-19, volvieron a subir de manera exponencial.

Cuál no sería el susto, que Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), que salió al paso de esa posibilidad, y en directo comunicado de prensa expresó ¡no, por favor!


La verdad que no dijo eso, pero poco le faltó; en lenguaje políticamente correcto, hizo ver que el semáforo rojo sería “un golpe mortal para cientos de unidades económicas que durante los últimos meses han peleado su permanencia dentro de los mercados y han privilegiado el cuidado de sus fuentes de empleo como el insumo más importante que tiene cualquier empresa”.


Tenemos dos noticias la mala y la peor: o la economía se paraliza y con ello se pierden empleos y el poder adquisitivo y de consumo o te contagias y tienes la posibilidad de morirte. México es el país con mayor porcentaje de fallecidos respecto al número de enfermos, una de cada 10 personas que se contagian en México Muere.

Y ya que estamos en temas fúnebres, aquí viene el día de muertos.
Hermoso huipil llevabas Llorona
Que la virgen te creí
Hermoso huipil llevabas Llorona
Que la virgen te creí

Fecha importantísima para los mexicanos y más este año que los panteones han visto incrementar a sus huéspedes en número mayor a los cien mil, sólo contando a los muertos por el coronavirus, mucha es la economía que se mueve en esta celebración, pero este año no podrá ser, pues el miedo no anda en burro y el gobierno del Estado de México prefirió cerrar los panteones, para evitar aglomeraciones y contagios masivos, así que a conmemorar en casa.

De Liderazgo.
¿Se nace o se hace Líder?, así como nadie nace bueno o malo por definición, nadie nace siendo líder, es cierto que algunas condiciones y circunstancias que forman nuestro sistema de creencias, nos pueden impulsar a querer desarrollar algunas dotes de Líder, pero eso es sólo el principio.


Los seguidores te hacen Líder y sólo tendrás seguidores en la medida que seas ejemplo y que veas por sus intereses, así esta relación seguidor-líder es una vía de doble camino, tú te haces líder gracias a ellos y ellos te seguirán en la medida que logres transformar sus vidas.


Muchos pues, serán los tipos de líder que haya, pero aquel que tenga el valor de arrojarse al camino del liderazgo habrá de renunciar a su viejo yo para adquirir uno nuevo, sabrá que deberá formar otras creencias, nuevos hábitos, y para todo ello deberá apoyarse en una herramienta sin la cual no llegara a ningún lado, disciplina. Férrea. Total.


Encuéntrame en Facebook, como Hugo García.

Deja un comentario