Quedarse a dos milésimas de la plata en Tokio, impulsó al paratleta Juan Pablo Cervantes

El velocista iniciará cuanto antes su preparación ya que se ve en París 2024

El velocista Juan Pablo Cervantes medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 en la prueba de 100 metros, clasificación T54, con un tiempo de 13.87 segundos reconoció que pudo haberse llevado la plata.

Ya que el tiempo que hizo el finlandés Leo Pekka Tahti, quien terminó en segundo con 13.85, lo hizo él en la semifinal, ello lo impulsa a seguir con su preparación de cara a otro ciclo paralímpico.

“Pero es mi primera medalla paralímpica y esto no acaba, me queda la espinita, me quedé a dos milésimas de la plata, se vienen más competencias y se viene París (2024) y el objetivo ahí sigue que es la medalla de oro”, destacó.

TE SUGERIMOS: El mexiquense Juan Pablo Cervantes se agenció bronce en Tokio

El paratleta disfruta de su triunfo

El paratleta mexiquense se encuentra disfrutando su triunfo, satisfecho con el resultado y con el proceso que se logró en las condiciones adversas en medio de la pandemia.

“Definitivamente superamos las expectativas, ya se veía venir desde el Mundial de Dubái en 2019, se atravesó la pandemia, pero se mejoró el tiempo desde el Grand Prix de Suiza, y a pesar de la pandemia se logró bajar el tiempo de 14 segundos en los 100 metros, ese 13.99 era mejorarlo en Tokio, se logró y mi entrenador está contento y feliz con el resultado”, dijo sonriendo aún.

Todavía no ha definido el programa de competencias

Aunque no le gusta estar bajo los reflectores, está disfrutando este momento, donde el reconocimiento viene también de las autoridades, la prensa y las personas.

“Todo esto es algo nuevo para mi porque ya que me llamen las autoridades, entrevistas aquí y allá, es algo que estoy disfrutando de cierta forma, porque no había pasado, venga la alegría, también trato de disfrutarlo”, comentó.

Todavía no ha definido el programa de competencias para el 2022, ya que se analiza en cuáles participará en Europa, este año la preparación se mantendrá, incluso él ya retomó sus entrenamientos.

“Ya empecé a entrenar desde el martes pasado, porque se viene un maratón, aunque yo soy velocista, después de la competencia fuerte que fue Tokio, mi entrenador me programa algunas pruebas de resistencia, también con medios maratones, 10 kilómetros, lo agarramos como base para lo que venga”, explicó.

Para ello podría viajar de nuevo a tierras niponas a hacer competencias de 42 o 21 kilómetros y si las condiciones de la pandemia no lo permiten.

Más del tema: Juan Pablo Cervantes: ejemplo de perseverancia

NEF

Deja un comentario