No paran homicidios de periodistas

Diálogo en silencio





Apenas vamos en el quinto mes del año y el número de periodistas asesinados en nuestro país supera a la cantidad que desafortunadamente se registró en el 2021.

La semana comenzó con la mala noticia del doble homicidio de Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García, directora y reportera/camarógrafa del portal de noticias El Veraz en Cosoleacaque, Veracruz.

Lo más paradójico es que organismos internacionales condenan, reprueban, urgen tomar medidas, pero parece que desde la esfera gubernamental no hay una respuesta contundente para un manejo integral en la seguridad de las personas defensoras de los derechos humanos y periodistas.

Instancias extranjeras, el mismo embajador de Estados Unidos de México Ken Salazar, quien exigió una respuesta urgente al tema, no dejan de observar su preocupación por el número de asesinatos de periodistas en nuestro país.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y ONU Mujeres condenaron el asesinato de las periodistas en Veracruz y demandaron medidas para proteger a la prensa y dejaron evidencia pública al alertar del peligro que corren las mujeres periodistas en México.

Las observaciones también provienen de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

TE RECOMENDAMOS: La vida por la naturaleza

De acuerdo con la organización Article 19, en el año 2021 se tuvo el conteo de siete periodistas asesinados.

Mientras que en el presente año, al 15 de marzo se tenía un registro de ocho a los que se sumarán tres más, uno en Sinaloa, el del periodista Luis Enrique Ramírez en Culiacán, Sinaloa y los dos recientemente ocurridos en el inicio de la semana en Veracruz.

En el Foro Construcción de una Política para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que organizó precisamente Article 19, Guillermo Fernández, representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresó que un ambiente favorable para la libertad de expresión tiene que ver con el reconocimiento de la importancia de la labor periodística y defensa de los derechos humanos.

El punto es que las medidas son urgentes y de aplicación inmediata para contrarrestar el clima de impunidad y violencia en este tipo de delitos.

Y en este marco se da la publicación de la edición 2022 del Índice Mundial de Libertad de Prensa anual, a cargo de Reporteros sin Fronteras (RSF), en donde 180 países reciben evaluaciones sobre el clima de libertad de prensa que registran.

México ocupa la posición 127 y se mantiene como el país más mortífero del mundo para la prensa, de acuerdo con el reporte.

El informe puntualiza que año tras año México sigue siendo uno de los países más peligrosos y letales del mundo para los medios de comunicación y refieren que el presidente de la república aún no ha emprendido las reformas necesarias para frenar la espiral de violencia contra la prensa.

En el contexto político el capítulo referido a nuestro país señala que el presidente López Obrador y otros funcionarios gubernamentales han adoptado una retórica combativa y estigmatizante contra la prensa, acusando con frecuencia a los periodistas de promover la agenda de la oposición.

Urge tomar medidas ya.

@periodistamex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *