Onésimo Cepeda olvidó su cercanía con el PRI y va por diputación “pluri” con Fuerza por México

La Conferencia del Episcopado Mexicano se deslindó el obispo emérito

El obispo emérito Onésimo Cepeda Silva dijo que con el expresidente Enrique Peña Nieto se terminó la cercana relación que mantenía con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo que ahora se suma al proyecto del nuevo instituto político Fuerza Por México que lo abanderará para contender por una diputación plurinominal en el municipio de Ecatepec.

Tras acudir a la instalación de la Comisión Nacional de Procesos Internos de este partido en Toluca, el obispo ofreció una conferencia de prensa en la Ciudad de México, acompañado por el dirigente nacional Gerardo Islas Maldonado, en la que reiteró sus intenciones de participar en la contienda electoral del 6 de junio.

En medio de múltiples cuestionamientos sobre si es legitima la incursión de Cepeda Silva en la política, Islas Maldonado explicó que el artículo 40 de la Constitución señala que para ser diputados o suplentes, se requiere no ser ningún ministro de culto religioso, cuando menos 5 años antes del día de la elección, en cuyo caso se encuentra el ahora aspirante a diputado.

“Onésimo Cepeda Silva, desde el 2012, ya no es ministro de culto en activo, por lo que tiene derecho votar y ser votado y en esta ocasión nos representará como diputado local en el distrito 21 local en el Estado de México”, apuntó.

Para verificar que no se está contraviniendo la ley, el Obispo retirado indicó que por el momento no se va a registrar, ya que un equipo de doctores en Derecho Canónico y Derecho Civil están revisando su caso; entonces, en caso de no haber ningún inconveniente, dijo, será diputado plurinominal.

Tras asegurar que no necesita pedirle permiso a nadie para su postulación, señaló que ya habló con el Papa Francisco sobre sus aspiraciones y que será por su vía, que también se estudiará el caso.

Al cuestionario sobre su relación con el PRI, Onésimo Cepeda señaló que el expresidente Enrique Peña Nieto dejó de ser su amigo y lo acusó de no haber cumplido su palabra cuando llegó a la Presidencia.

Respecto de su postulación, indicó que pretende ayudar a construir un gobierno sin mentiras, sin transas, sin corrupción, “capaz de tener a todos los malhechores alejados de los ciudadanos”, refirió.

Al referirse al presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que lo conoce y ha hablado algunas ocasiones con él; al mismo tiempo destacó que México necesita un gobierno que sea eficiente, que se preocupe por los pobres y que “no se robe mucha lana”.

Conferencia del Episcopado Mexicano se deslinda

Por otro lado, respecto de la situación, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió un comunicado, firmado por Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y Secretario General del CEM, donde aclaró que Onésimo Cepeda Silva “es miembro de la Conferencia del Episcopado Mexicano, como obispo emérito de la Diócesis de Ecatepec, sin oficio eclesiástico actual, y como tal, está sujeto al Derecho Canónico“, y que no hay constancia de que el religioso “haya pedido ni recibido el permiso prescrito por las leyes canónicas”.

En especial, el documento se refirió al Canon.287, que reza: “No han de participar activamente en los partidos políticos ni en la dirección de asociaciones sindicales, a no ser que, según el juicio de autoridad eclesiástica, competencia, lo exijan la defensa de los derechos de la iglesia o la promoción del bien común“.

Previamente se citaron otros tres cánones donde, entre otras cosas, establecen la prohibición a los clérigos “aceptar cargos públicos, que llevan consigo una participación en el ejercicio de la potestad civil”.

“Cabe mencionar y subrayar que Mons. Onésimo Cepeda Silva, como ciudadano de este país, está sujeto a leyes mexicanas y corresponde a las instituciones del Estado dar o no, validez y aprobación a su candidatura“, refirió la CEM.

“Por tanto, la CEM se deslinda de todo acto político, que a títuo personal realice Mons. Cepeda, no ejerciendo por ello, ni de voz ni de acción, representatividad oficial de la Iglesia Católica“, expresa la representación religiosa, aclarando que “lo ya expresado no pretende afectar los derechos de nuestro hermano obispo, solo establecer con claridad lo señalado por el Derecho Civil y el Eclesiástico“.

También la Diócesis de Ecatepec se deslinda

En la misma forma, en otro despacho se afirmó que “Mons. Onésimo Cepeda Silva no representa la postura oficial de la Iglesia Católica de la Diócesis de Ecatepec”, esto luego de asegurar que como Iglesia Católica “reconoce y valoramos todo el proceso electoral”, motivando a las personas a participar de manera objetiva, informada y razonada, “haciendo que su voto contribuya al mejoramiento de México, buscando la paz, la justicia y el bien común”.

“Como Ministros de Culto, siendo respetuosos de las leyes tanto civiles como canónicas, nos abstenemos de participar directa o indirectamente, vinculados a cualquier partido político”, aclarando que “en caso de que cualquier Ministro de Culto, sea propuesto a un cargo de elección popular, esta Diócesis de Ecatepec, A.R., resèta la decisión personal del Ministro, pero se deslinda de cualquier vinculación y nexo, tanto con el Ministro de Culto, como con el partido político que lo apoye”.

“Por lo tanto, Mons. Onésimo Cepeda Silva no representa la postura oficial de la Iglesia Católica de la Diócesis de Ecatepec”, remarcó el comunicado, y resaltó que “como personas de fe, pedimos a Dios que esta importante jornada electoral que vivimos en México, se desarrolle con pleno respeto a las leyes en un clima de armonía y paz”.

Deja un comentario