Pandemia disminuyó la producción de banderas

Las distribuirán también en otros estados

Aunque la festividad pinta como triste, en Jilotzingo, Otzolotepec, las banderas ya ondean desde lo alto. Pese a que la producción se ha desplomado hasta el 50 por ciento, hay incertidumbre pero no frena el ánimo de los artesanos.

La comunidad es conocida como la cuna de la producción del lábaro patrio a nivel país.

Distribuyen producto desde la semana pasada

Desde la semana pasada, los productores se han aventurado a distribuir sus productos patrios dentro y fuera del estado, con la esperanza de que las Fiestas Patrias se puedan realizar de manera física.

La situación es tan crítica que ni la pandemia les ha dejado innovar, pues la venta de cubrebocas alusivo al símbolo patrio no tuvo la aceptación entre los consumidores.
 
La localidad está enclavada en la serranía del municipio ya en los límites con el Valle de México, a una distancia de hora y media de la capital mexiquense. Tienen una tradición de 30 años con 150 familias productoras en 20 talleres.

150 familias productoras

Ahí en la plaza principal y la Iglesia ya han sido colocados adornos por las Fiestas Patrias, donde el viento ya mueve decenas de rehiletes tricolores o estandartes de México.
 
Los locales se han coloreado de verde, blanco y rojo, pero no como se esperaría, pues antes de la pandemia las calles estaban inundadas con la mercancía.
 
Las artesanías con la que la población busca subsistir es la bandera, así como los accesorios como aretes, moños, muñecos colgantes y otros objetos, pues los productos y vestimentas para las escuelas es nula su venta al no existir clases presencias desde hace 18 meses. 
 
A 15 minutos del centro de la localidad, está uno de los 20 talleres. Es la familia del señor Vicente Alfonso Antonino.
 
Iniciaron la producción en mayo, ya tarde, misma que se redujo en un 50 por ciento, ante la incertidumbre que ha provocado la pandemia por segundo año. 
 
Con reserva se ha arriesgado a seguir con la tradición de la elaboración de símbolos patrios, pues tienen la esperanza de que en algunos estados se haga el Grito de Independencia de manera presencial. Anualmente, elabora más de 20 mil banderas.

La llevarán a otros estados

Buscarán colocar las artesanías en Guanajuato, San Luis Potosí, Querétaro, Aguascalientes y Zacatecas, entre otros. 
 
“Estamos que en algunos estados no va haber festividades, pero ahora si lo que caiga es bueno, esa es la esperanza como todo comerciante”, declaró.

Los precios de las banderas van desde los 30 a los 100 pesos a partir de la medida uno y hasta la 14, la más grande.
 
En Santa Ana Jilotzingo, Otzolotepec, hay 20 talleres de los que subsisten al menos 150 familias.

ASME

Deja un comentario