Pandemia manda a la miseria a los artistas

El gremio independiente es uno de los más golpeados, no tienen trabajo y tratan de sobrevivir

La pandemia por Covid -19 ha afectado mucho a los artistas independientes, quienes no logran recuperarse pese a que se regresó a una normalidad restringida. Es el caso de Saraí Sánchez López, mejor conocida en el medio artístico como Saly Beals, licenciada en Artes Plásticas por la UAEMex, bailarina de jazz y ballet contemporáneo.

“La enfermedad no es lo que me preocupa, me preocupa más la situación que estoy viviendo, de pasar a ser dependiente, el hecho de no tener trabajo, que toda mi carrera está súper frenada y siento que se está estancando, eso me preocupa más, que de pronto enfermarme”, aseguró.

Durante la pandemia, la artista perdió su empleo en abril como maestra de la asignatura de Arte y el taller de danza en un colegio particular a nivel preescolar, primaria y secundaria. Son los efectos colaterales de la pandemia. Ha mandado a la miseria a los artistas, pues un porcentaje muy alto se ha quedado sin empleo.

Además de que sus clases de danza no han podido volver a la normalidad, pues la gente aún tiene miedo para salir y tampoco puede pagarlas.

“Las clases que ahorita se ofertan es con cupo limitado, en realidad no hay muchos alumnos, además hay muchas restricciones y la gente de pronto todavía tiene esa incertidumbre por asistir a clases y cosas así, porque toda la economía se ha visto afectada, ya no hay para pagar una clase”, lamentó.

Otra de sus facetas es hacer ensambles escénicos multidisciplinarios, los cuales también están suspendidos. “Tenia en puerta el proyecto artístico CAE (Circo Arte y Entretenimiento), estábamos empezando a formar la compañía, haciendo diferentes ensambles escénicos, todo se cayó”, señaló.

Y aunque con el proyecto CAE han intentado incursionar en lo virtual, las transmisiones han sido gratuitas, ya que la gente no está habituada a pagar un evento audiovisual, porque se piensa que no tiene la calidad necesaria.

Al perder estos empleos, Saly tuvo que regresar a casa de sus papás, “obviamente mis ingresos pasaron de ser, de aproximadamente 10 mil pesos mensuales a ser cero pesos mensuales. Sigo con unos ingresos muy, muy bajos, te estoy hablando de unos 500 pesos mensuales, que no alcanzan para nada”, recordó.

Ante la adversidad, la artista toluqueña retomó su faceta como artista plástica, donde crea joyería con las partes de una famosa muñeca de los juguetes Mattel, e incluso produce y vende panques. Finalmente, Saly fue sincera y reconoció que ha tenido que ir a eventos privados para hacer performance y tener un ingreso.

Deja un comentario