PERFILES| Pedro Almazán, la vida entre guitarra, armónica, libros y letras

Es un artista independiente que con sus propios medios y recursos busca abrirse camino

En la pandemia no todo fue malo para el cantautor toluqueño Pedro Almazán, se convirtió en papá.

En el confinamiento, la inspiración se transformó y le permitió crear las letras de su segundo disco, “El Insomnio bebe con la soledad” y su libro “Retazos de Insomnio”, los cuales lanzó hace unas semanas. 

Aunque las pérdidas de familiares y amigos estuvieron presentes, la llegada de su primera y única hija lo llevaron a explorar diferentes emociones.

Tener una gran serenidad, que le permitió hacer una introspección que se reflejó en la creación artística y cumplir así uno de sus sueños. 

“La inspiración fue diferente porque este encierro le puso pausa a la dinámica que traímos, eso te permite tener un poco de mayor serenidad para observar, para sentir, para explorarte a ti mismo y que eso pueda salir y plasmarse; en mi caso, en canciones, puedo decirte que en este tiempo han surgido 12 o 13 canciones más o menos”, reconoció.

A muy temprana edad inicio su gusto musical

Recuerda que su gusto musical inició desde la secundaria, donde comenzó a tocar la guitarra de manera lírica, pero la vida lo llevó por otros caminos.

Fue hasta que terminó su carrera profesional que la retomó y decide empezar a tomar clases de manera formal.

“En mi casa siempre hubo música, mis recuerdos de la niñez y la adolescencia están asociados a canciones. A mi papá siempre le ha gustado cantar y escribe algunas letras con la melodía, no toca ningún instrumento, pero me marcó para hacer canciones también”, recordó.

Nacido en Toluca, pero residente en la Ciudad de México desde hace más de 15 años por cuestiones laborales, le permitió conocer a grupos de músicos y escritores independientes.

Aunque escribe canciones desde el 2001, fue a partir del 2011 que se empezó a acercar a músicos, de gran trayectoria y tener una preparación constante.

Primero, con la cantante y compositora Tere Estrada, y con Federico Lynn, con quien aprendió más de armonía en la guitarra. 

Ha tomado diferentes talleres y clases con importantes maestros como Fausto Arrellín, Roberto González, Julia González Larson, hija del músico y compositor Rodrigo González.

Así como con Felipe Souza, Paco Yescas, Elizabeth Meza, todos reconocidos en la escena musical de México. 

Su primer disco, “Insomnio”

En su primer disco “Insomnio”, lanzado en 2017, influenciado por el movimiento de rock rupestre, tuvo la colaboración del grupo Qual, donde tocan Fausto Arrellín, Mario Chanes y Paco Acevedo, agrupación que acompañó a “Rockdrigo” González.

Ahora en su segunda producción discográfica, “El insomnio bebe con la soledad”, presenta cinco temas totalmente de su autoría y producción ya que son sus letras, arreglos, y él toca la guitarra la armónica y kazoo.

La literatura comenzó a desarrollarla cuando en una etapa de su vida laboral redactó discursos, ello lo obligó a adquirir técnicas de escritura y manejo literario. 

TE SUGERIMOS:
PERFILES: Don Timo, bolero y trovador de Otzolotepec
PERFILES: Tanya Vázquez, renacer legal

NEF

Deja un comentario