SaludSociedad

Personal médico enfrenta pandemia con insumos de tercera

Esta situación se presenta los hospitales de Alta Especialidad de Zumpango, de las Américas y el General de Amecameca

En medio de la creciente ocupación hospitalaria a causa del COVID-19, el personal médico debe luchar con la enfermedad con cubrebocas de fabricación china y batas que, aseguran, no los protegen, por su calidad ínfima.

Diversas denuncias anónimas revelan que, en la red hospitalaria de la entidad, les distribuyen este tipo de insumos, poniendo en riesgo su seguridad.

“En el hospital nos los dan y los hemos usado, pero no realizan buen sellado; aunque nos hemos quejado ante nuestra autoridad inmediata, su respuesta es: “pues es lo que hay”. No puedo negar que uno sí se angustia”, relató una enfermera del Hospital Regional No. 98 de Coacalco.

Lo mismo ocurre, aseguran, en Hospital de Alta Especialidad de Zumpango, del Hospital de las Américas y el General de Amecameca.

Según algunos testimonios, ese es el motivo por el que han decidido destinar parte del dinero que ganan para comprar ellos mismos sus caretas, cubrebocas y hasta guantes, para mitigar un poco el riesgo.

“Es nuestro trabajo, pero sobre todo es nuestra vocación. Desde luego que hay temor y estamos cansados, pero si no lo hacemos nosotros, nada valdría haber elegido esta profesión”, dijo otra de las enfermeras que atiende en el área COVID de la unidad de Zumpango.

Hace unos días, otro enfermero del Hospital de Amecameca coincidió en la mala calidad de los cubrebocas, e incluso advirtió que, por su causa, contrajo el virus.

Al acudir a la clínica del ISEM de las Américas, en Ecatepec, trabajadores consultados negaron que esto ocurra, incluso aseguran que les brindan cubrebocas KN95, de triple capa, los cuales son aprobados por el comité interno.

Hace unas semanas, en Estados Unidos se dio a conocer que una cantidad importante de cubrebocas de tipo N95 procedentes de China no cumplen con los estándares de calidad de ese país.

Según el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, se evaluaron 67 tipos de los cubrebocas y se descubrió que el 60 por ciento de las mascarillas no protegen lo suficiente al no poder bloquear el 95 por ciento de las partículas; lo que pone potencialmente a los trabajadores de primera línea en mayor riesgo de contagio.

ASME

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario