Pese a pandemia, persisten movilidad y tránsito “habitual” en el Valle de México

En el primer día de semáforo epidemiológico color amarillo, se mantuvo la movilidad en las avenidas del Valle de México, incluso la autopista México-Pachuca lució con habitual tránsito y asentamientos vehiculares en el acceso a la Ciudad de México.

Un sondeo entre usuarios de esta vía reveló que a pesar del aparente confinamiento y el cierre de las escuelas, en las horas pico hay congestionamiento y para ir a trabajar deben anticiparse en sus salidas, como ocurría desde antes de que se iniciara la pandemia.

“No, pues antes de la pandemia salía a las seis de la mañana para llegar a las ocho a mi trabajo, actualmente es igual. La verdad es que sigue habiendo mucho tráfico en las mañanas”, dijo Omar Castañeda, vecino del municipio de Tecámac, quien trabaja como vendedor en el centro histórico.

Para él, sólo los primeros días en que se suspendieron las clases se notó una mejoría en el tránsito, pero con el paso de los meses, dijo, el tráfico volvió.

Carolina Morales, vecina de Ecatepec, explicó que a bordo de su automóvil, desde la Vía Morelos al paradero del Metro Indios Verdes, se hace hasta 40 minutos, cuando esta distancia podría recorrerse en máximo 15 minutos con afluencia moderada.

“Para mí es lo mismo, con o sin pandemia; este tramo (a partir de El Vigilante) siempre se me complica; hay muchos carros y es la eterna pelea de ver quien pasa primero”, explicó.

En tanto, transportistas coincidieron en que han tenido que ir normalizando las corridas de los derroteros para tratar de captar más pasaje, ante la ausencia de estudiantes.

Sin embargo, refirieron que muchas familias, las que tienen automóvil, optan por viajar en él para prevenir algún contagio, lo que consideran que puede estar influyendo en que no disminuyan las aglomeraciones.

Deja un comentario