Pese a todo… ¡a votar!

Conversando

Según diversos reportes de prensa, al menos 35 candidatos a puestos de elección popular han sido asesinados en el país, lo que es una muestra inequívoca de una escalada de violencia y de que el crimen organizado también está jugado un papel en las campañas.

La elección más grande en la historia de México, también se ha tornado en la más violenta, lo que debe preocupar a más de uno, pues no hay garantía de que una vez pasados los comicios vuelva la calma, al contrario, a juzgar por la violencia registrada, es posible que continúe.

No le falta la razón al Presidente Andrés Manuel López Obrador al decir que la violencia tiene como propósito inhibir el voto. Es claro que el crimen organizado pretende imponer sus intereses, y de allí la importancia de salir a votar el domingo 6 de junio, sin embargo deben existir las condiciones para poder hacerlo y es allí donde están fallando los gobiernos federal, estatales y municipales.

Porque que en un estado como Michoacán los narcobloqueos hayan sido motivo para que candidatos pararan sus actos de campaña este fin de semana, debe ser motivo de mucha preocupación, pues a tan sólo unos días de la elección, los ciudadanos no pueden salir a las calles libremente, pues existe la posibilidad de que no regresen a casa. De ese tamaño es el problema.

A este ambiente enrarecido, hay que agregar episodios como el desencuentro que tuvieron el líder nacional de Morena, Mario Delgado, con el Gobierno del Estado de México. Recordemos que no fue cualquier señalamiento el de delgado al culpar directamente al Gobernador, Alfredo del Mazo, de estar coludido con grupos de la delincuencia organizada que han atacado a los candidatos de su partido.

Como era de esperarse, la respuesta del Gobierno estatal llegó en voz del Secretario de Gobierno, Ernesto Nemer, y se rechazaron los dichos de Delgado, pero el dardo ya había sido lanzado e impactó justo donde Delgado pretendió. Días más tarde el mismo Delgado aseguró haber sido detenido por un comando armado en Tamaulipas, pues subió videos a redes sociales.

El Gobernador de esa entidad Francisco García Cabeza de Vaca rechazó que en el incidente hubiera armas largas y hasta habló con la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para informarle de lo sucedido, pero una vez más el golpe estaba dado.

En medio de la violencia que se vive en el país, a nadie convienen los discursos beligerantes, los dimes y diretes o los señalamientos en los medios. En tal caso, corresponde a Delgado hacer las denuncias ante las instancias correspondientes.

Es así que ciertamente las condiciones no son las más apropiadas rumbo a la elección, sin embargo, es un deber ciudadano emitir el voto el 6 de junio pues está en juego lo que va a pasar en México en los últimos años de gobierno de López Obrador. Pese a todo, ¡a votar este domingo!

Bienvenida

Esta columna está estrenando aparador en La Jornada Estado de México. Agradezco a todas las personas que hacen esto posible, pero sobre todo a usted, porque seguramente vamos a seguir “Conversando” a través de estas páginas y en la red.

Twitter: @campudia

ASME

Deja un comentario