Piden reubicar tianguis de Santiago Tianguistenco; la autoridad ya fue rebasada

La situación es imposible, dicen vecinos

El mercado de Santiago Tianguistenco, uno de los más grandes del Estado de México y del país y con una historia y tradición muy importantes, su crecimiento ha generado también grandes problemas que han detonado en movimientos sociales pues ya no son solo un par de calles de la cabecera municipal las que ocupan los comerciantes, sino varias decenas.

Ante esto, vecinos del lugar piden reubicar el tianguis que se instala todos los martes desde hace muchos años pues, aseguran, la autoridad ya ha sido rebasada en todos sentidos. Inseguridad, poca movilidad e higiene y ahora con la pandemia poco control sanitario, son solo algunos de los reclamos más sentidos que han externado ciudadanos y comerciantes establecidos organizados. 

¨Los problemas que enfrentamos como ciudadanos que vivimos o trabajamos en Santiago Tianguistenco son innumerables pues los servicios de urgencias no pueden circular y atender emergencias; la basura generada es demasiada, la inseguridad se incrementa 85 por ciento los martes, los apagones son comunes por los diablitos, las entradas de las casas son bloqueadas y ya estamos cansados de esta situación”, explicó Oscar Álvaro Montes de Oca, asesor de la organización “Tianguistenco Ciudad Limpia”.

Dijo que el problema radica también en que la autoridad no tiene control ni información real de nada que tenga que ver con el mercado, pues sólo son cifras estimadas que no permiten conocer ni dimensionar el problema real.

Según un estudio de esta organización, existen cuatro mil comerciantes establecidos en este mercado, seis mil semifijos y un número desconocido de ambulantes, los cuales pagan cuotas por trabajar de aproximadamente 40 pesos; sin embargo, el ayuntamiento no tiene registro de lo que ingresa por este concepto.

Cada día de tianguis se generan también 80 toneladas de basura, por lo que las cuotas son insuficientes para cubrir los gastos que esto genera pues este mercado ocupa cerca de 60 calles del municipio.

Son cerca de tres mil 800 las personas que habitan en la zona de vendimia, quienes aseguran son afectadas por pagos excesivos de luz debido a que los comerciantes colocan ¨diablitos¨ y se cuelgan de las tomas domiciliarias, comerciales o públicas que hay ahí.

¨Tenemos años lidiando con estos problemas y ya estamos cansados, quisiéramos que cualquiera se pusiera en nuestros zapatos y viviera todas estas cosas:no poder entrar o salir de nuestros hogares, ni a pie ni con vehículos, no poder pasar a los trabajos, a las escuelas; simplemente caminar por la zona es imposible¨, comentó Montes de Oca.

Montes de Oca aseguró ya se tienen tres propuestas para que este mercado sea reubicado, pero en realidad ninguna satisface a los comerciantes, que no quieren abandonar la cabecera municipal y amenazan con colocarse a la fuerza, pese a la prohibición que tienen para colocarse por la epidemia actual.

Deja un comentario