Por mirón, ahora está en la cárcel

Don Jorge está en el penal de Chalco solo por haber presenciado una detención

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero denunció la injusta reclusión del Jorge Darío Meyra León, de 64 años, quien solo se habría acercado a observar la detención de unos jóvenes y ahora está recluido en el penal de Chalco.

La familia, amigos y vecinos de este hombre de edad mayor que padece bradicardia sinusal, exigieron la intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) para revisar su caso, pues acusan a dos elementos de la policía estatal de haberle “sembrado” un delito.

La organización no gubernamental relató que el pasado jueves 14 de enero, antes del mediodía, este hombre se percató que, a escasos metros de su domicilio y lugar de trabajo, había una cantidad inusual de patrullas por lo que se acercó y observó que estaban violentando con uso excesivo de la fuerza a unos jóvenes.

Cuando estaba atestiguando el hecho, dijo que de forma casi inmediata sintió un empujón por la espalda y fue subido a una patrulla que estaban en calle Portal del Sol, de la colonia Villas de Chalco, cerca de donde se estaba llevando la detención mencionada.

Ahí, según se informó, el hombre de la tercera edad escuchó que los oficiales decían que él había estado en el tumulto.

De acuerdo con la relatoría de la queja ya presentada tanto en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y de la Codhem, se informa que don Jorge fue golpeado hasta quedar en el piso de la camioneta, además de que recibió amenazas por parte de los policías que ya fueron identificados como Víctor Manuel Zepeda Hernández y Alejandro Javier Díaz Rodríguez.

La queja advierte que dichos oficiales habrían declarado que Jorge Meyra les quito un arma, tipo revólver calibre .38 marca Taurus, lo cual aseguran no fue cierto.

Mediante un comunicado, la organización Zeferino Ladrillero expuso que ayer sábado, se cumplían las 48 horas de la detención y que por derecho le correspondía salir en libertad debido a que no hay pruebas que demuestren el supuesto robo del arma, sin embargo, fue trasladado a penal y no se cumplió con esta garantía.

Debido a ello es que sus familiares y la organización defensora de derechos humanos exigieron el esclarecimiento de los hechos y su libertad inmediata.

Deja un comentario