¿Por qué no se debe felicitar a las mujeres el 8M?

Evita festejar a tus amigas, familiares o compañeras. Aquí te dejamos algunos datos para que entiendas el por qué no se debe hacer

Evita festejar a tus amigas, familiares o compañeras el 8M. Aquí te dejamos algunos datos para que entiendas el por qué no se debe hacer.

El 8 de marzo se conmemora, no se festeja ni se celebra el Día Internacional de la Mujer.

Esta fecha en los últimos años ha cobrado un valor especial; en ella se desarrollan movilizaciones y eventos a nivel mundial para exigir inclusión y equidad de género.

¿Cómo surge el Día Internacional de la Mujer?

Se eligió al 8M para conmemorar un trágico suceso en 1911 cuando el incendio de una fábrica de textiles en Nueva York cobró la vida a decenas de trabajadoras.

Ellas salieron en días previos a las calles de Nueva York con la finalidad de protestar por las deficientes condiciones laborales.

Marzo ya se había convertido en el mes en el que las mujeres salían a exigir sus garantías como personas y obreras en Estados Unidos, Rusia, Dinamarca, Alemania, Austria, Suiza, China y España.

TE RECOMENDAMOS: “Él dejó una marca grande en mi cuerpo”: Carmen, de víctima a activista

¿Por qué no debemos celebrar el 8 de marzo (8M)?

El Día Internacional de la Mujer conmemora el camino que han atravesado las mujeres a lo largo de la historia en temas de inclusión, política, trabajo y derechos humanos.

Han avanzado en diversos temas, aún sus derechos y libertades están cuarteados.

Hoy en día se hacen hincapié en la visibilidad de las mujeres racializadas y en la intersección de las minorías, lo que ha derivado en diferentes movimientos y colectivos feministas.

La interminable lucha

De acuerdo con un reciente informe del Secretario General de las Naciones Unidas, las mujeres son jefas de Estado o de gobierno en 22 países (de los más de 190 que hay en el mundo).

Únicamente el 24,9 % de los parlamentarios nacionales son mujeres.

Debido a esta condición, se calcula que la igualdad de género entre mandatarios y mandatarias de gobierno tardará otros 130 años.

Así que las palabras «celebración» o «festejo» no se ajustan cuando se piensa en Día de la mujer.

Cientos de feministas coinciden en que la conmemoración es un mejor término, pues se trata de una lucha que aún no termina.

FOR