Pueblos con encanto

Sin titubeos





Sultepec es un Pueblo con Encanto, al menos así lo decretó el gobierno del Estado de México, pero ¿qué es eso?,¿qué implica? Primero, se trata de una localidad con vocación turística, igual que Zacualpan y Coatepec Harinas, municipios del sur mexiquense que han sido escenario en los últimos meses de batallas contra el crimen organizado y/o emboscadas de los delincuentes contra los agentes ministeriales o elementos de la Secretaría de Seguridad.

La estrategia de los Pueblos con Encanto busca el mejoramiento de su imagen urbana, la profesionalización y certificación de sus servicios turísticos y la promoción de sus atractivos, porque se considera que el turismo es una opción de negocio, trabajo y forma de vida para el mejoramiento y consolidación de la infraestructura en la entidad.

Sultepec es uno de los pueblos con encanto

Todo eso está bien y vaya que Sultepec, Zacualpan y Coatepec Harinas tienen atractivos turísticos. Sultepec, por ejemplo, tiene un mirador donde la panorámica es bellísima, sus calles empedradas y su sabor colonial invitan al reposo. Además, la gente es amable, hospitalaria y sus galletas típicas, conocidas como “fruta de horno”, son deliciosas.

Zacualpan también es un lugar atractivo, con sus minas a las que se puede descender, sus vistas panorámicas, su deliciosa barbacoa de chivo con salsa de jumiles; todo eso invita a ser visitado, a pesar de la lejanía con los centros urbanos.

TE SUGERIMOS: Robo de agua

Y Coatepec Harinas es un lugar paradisiaco, buena gastronomía local, no está tan lejos, hay buenas vías de comunicación. El camino a Chiltepec y de ahí a Toluca, bordeando toda la parte sur del Xinantécatl es verdaderamente hermoso.

Sin embargo, Sultepec, Coatepec Harinas y Zacualpan se han convertido de unos años a la fecha en nido de criminales y eso tiene explicación por lo agreste de su geografía.

Hay comunidades a las que es muy complicado llegar, como San Miguel Totolmaloya en la Sierra de la Goleta, lugar que se hizo famoso hace una treintena de años por un caso de cólera que se detectó en el lugar. El problema no fue la enfermedad, sino que se descubrió una pista de aterrizaje clandestina y ¡oh, sorpresa!, se detectó que allí bajaban avionetas que venían desde Colombia. 

A la fecha se ha transformado en un nido de criminales

Y eso fue hace 30 años, pero como siempre pasa en este país, todo se silenció, se acalló y después nadie sabe, nadie supo nada.

Hoy estos municipios, junto con Almoloya de Alquisiras, San Simón de Guerrero, Tejupilco, Tlatlaya, Amatepec, Zacazonapan, Ocuilan, por mencionar algunos, están sitiados por los grupos criminales que disponen a sus anchas del control sobre las poblaciones.

TE SUGERIMOS: ¿Paridad de género para 2023?

Cómo conciliar las intenciones del gobierno estatal para apoyar a los “Pueblos con Encanto” con la presencia hostil de la delincuencia.

La balacera de la tarde-noche del martes en Sultepec parece solo un aviso de la presencia de los grupos del crimen organizado. Todo parece indicar que no querían matar a nadie, solo avisar de su presencia intimidatoria y de su fuerza bélica.

Este suceso fue muy diferente a las emboscadas en Coatepec Harinas o en Almoloya de Alquisiras, donde los delincuentes sí iban dispuestos a matar.

Urge que los gobiernos tomen cartas en el asunto para evitar que el fenómeno siga creciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *