¿Qué hacer si sientes depresión?

No olvides, ¡no estas solo!

La depresión es una enfermedad que afecta a muchas personas en el mundo, una enfermedad silenciosa, que de no tratarse puede tener consecuencias letales.

La depresión es una enfermedad común pero puede terminar siendo grave, con compañía, tratamiento se puede tratar hasta llegar a mejorar. Esta enfermedad puede ser muy letal si no se trata, nunca olvides que no estás solo.

¿Qué es la depresión?

En términos claros, la depresión es un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento.

No es extraño que a veces no sintamos tristes, melancólicos o solos, pero cuando esto se convierte en algo recurrente que afecta la vida diaria de las personas es algo que debe tratarse.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

No hay síntomas claro, pero hay algunos signo que pueden ayudar a detectarlo:

  • Sentimiento persistente de tristeza, ansiedad, vacío, desesperanza y pesimismo.
  • Sentimiento de culpa, inutilidad o impotencia.
  • Irritabilidad o inquietud.
  • Pérdida de confianza en uno mismo y/o en los demás.
  • Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos habituales de los que antes disfrutaba, incluso de las relaciones sexuales.
  • Pérdida de la libido y del interés en las relaciones sexuales.
  • Pérdida de la capacidad de disfrutar.
  • Cansancio exagerado, incluso después de pequeños esfuerzos, y falta de energía.
  • Disminución de la capacidad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones.
  • Insomnio, despertar muy temprano, o dormir demasiado.
  • Pérdida de apetito o comer de manera excesiva.
  • Ideas de muerte o intentos de suicidio.
  • Dolores y malestares persistentes: dolores de cabeza, cólicos o problemas digestivos que no se alivian incluso con tratamiento.

¿Cómo tratarla?

La depresión clínica es una de las enfermedades médicas más tratables: ocho de cada diez personas que la sufren mejorarán con ayuda profesional. El tipo de tratamiento dependerá de los síntomas que sufra cada persona, de su gravedad y de las circunstancias del paciente, pero existen dos vías principales de tratamiento, que también pueden ser compatibles entre sí: psicoterapia y tratamiento con antidepresivos.

No olvides, ¡no estas solo!