Quimera satisface gustos para adultos y también infantiles

Disfrutan menores música y ópera

El grupo “Los Botes Cantan” se presentó en Quimera con un concierto bastante interactivo; su música es creada con instrumentos hechos de materiales de reúso, sólo que en esta ocasión no pudieron tocar en vivo ante el reciente fallecimiento de uno de sus integrantes, Miguel Jaimes García, a quien dedicaron esta presentación. 

En el día 12 del Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera 2020, el público infantil se deleitó, pues antes de escuchar cada una de sus melodías con ritmos populares, Pedro Sandoval y Erik Hernández, animosamente fueron presentando y explicando a los pequeños de la casa en qué consiste cada instrumento, a los cuales les han puesto nombres como: el gatocordio, el botellófono, los latimbales, bongobotes, el sintrabajo, tablijas, corcholatas del fraile, pinbocarina, el cornudo, el ensayador, entre muchos otros. 

Otro de los eventos principales fue la ópera para niños “El Barbero de Sevilla”, retransmisión del Festival Cervantino a cago de la compañía Escenia Ensamble, quien dio un giro a la ópera buffa de Gioachino Rossini al trasladar la historia a una villa privada de la Riviera Maya y convertir a cada uno de los personajes en especies en peligro de extinción. 

Se tocan temas como la caza ilegal y la importancia de las abejas en el ciclo de vida del planeta. Este proyecto es avalado por el FONCA, el sistema de apoyos a la creación y a proyectos culturales más importante en México. 

Además, por primera vez en Quimera se presentó a la gastronomía como expresión de la cultura mediante una clase de cocina, con la participación de la chef Zaira Juárez, quien trasmitió desde el plantel UNITEC de Guadalajara y preparó un panqué a base de nopal y amaranto. 

Por su lado, jóvenes talentos del Centro Cultural de España en México ofrecieron, a lo largo de 40 minutos, el Ciclo de Stand up Comedy en Tu Casa, con los sketchs de Isabel Flores Navarrete, Enrique Vázquez, Andrés de León, Itzel Arcos, Jesús Rodríguez y Ophelia Pastrana, cada uno con humor y toque diferentes, pero destacó que todos contaron con la interpretación de lengua de señas mexicanas.   

Deja un comentario