Rastros roban a ganaderos al realizar el servicio

Importante sangría económica del sector

Uno de los problemas que enfrentan los productores ganaderos en el Valle de Toluca es la pérdida de carne al sacrificar animales y es que en prácticamente todos los rastros de la zona roban entre cinco y siete kilos de carne al solicitar el servicio.

Así lo denunciaron productores agremiados a la Unión Ganadera Centro Norte, quienes consideraron que esta pérdida, monetariamente traducida, representa entre 350 y 400 pesos por animal, lo que merma aún más la economía del sector.

Javier Reyes Escamilla, presidente de esta organización, explicó que uno de los lugares donde más les convendría sacrificar sería el rastro de Toluca, pero ahí no permiten ver y verificar el procedimiento por lo que no hay certeza para ellos como productores de que se sigan los protocolos y se les entregue la cantidad de carne correcta, lo que ha hecho que un número significativo de productores opten por ir a otros lugares.

¨Para nosotros sería muy conveniente sacrificar en Toluca por la ubicación, hay productores del norte por ejemplo que sin pensarlo utilizarían esas instalaciones si se diera la carne completa y hubiera más transparencia¨, expresó.

San Mateo Atenco es uno de los rastros que han optado en usar debido a que, aunque también se da robo de carne, por lo menos hay un espacio asignado para que los productores vean el procedimiento, expuso.

´Yo creo que si el ayuntamiento de Toluca se pusiera las pilas y por lo menos nos dejara ver y no se presentara el robo de carne, aumentaría de manera muy importante la matanza, además de que sería ejemplo… sería una forma de reactivar la economía de todos porque nosotros no tendríamos pérdidas y el rastro aumentaría sus servicios¨, afirmó.

Comentó que en esta zona sólo hay dos rastros Tipo Inspección Federal (TIF) pero ninguno funciona, por lo que no existe por ahora quién brinde este servicio y sí sería necesario pues hay ganaderos que cuentan con excelente producto.

Deja un comentario