Regresar al rojo

Dobleces

Hasta el domingo, México registró un millón 175 mil 850 casos de contagios acumulados de Covid 19 y 109,717 defunciones. 73 mil, 413 casos confirmados activos, 392,301 sospechosos acumulados y un millón 447 mil 891 negativos.

Esas son las cifras oficiales. Extraoficialmente se habla de más de 260 mil decesos y casi tres millones de contagios.

El Estado de México tiene casi 17 millones de habitantes, es la entidad que muestra un mayor crecimiento demográfico desde hace años y por eso en todas las estadísticas siempre aparecerá en los primeros lugares. Si se habla de delincuencia, siempre los números son más altos, si se habla de abortos o desaparición de personas, los datos son espeluznantes, porque todo se magnífica.

Hablamos del tema de la pandemia, lamentablemente 14 mil 837 mexiquenses han fallecido a causa de este padecimiento.

Al cierre del domingo se registraron 109 mil 236 personas contagiadas, pacientes a los que se mantiene bajo supervisión epidemiológica.

68 mil 069 personas se han recuperado de COVID-19 en la entidad; 26 mil 354 casos se consideran sospechosos de portar el virus SARS-CoV-2 y 22 mil 020 se encuentran en resguardo domiciliario debido a que no requieren hospitalización, pero representan un riesgo de contagio.

2 mil 076 personas permanecen hospitalizadas en las diversas instituciones médicas del estado y fuera del territorio estatal, nosocomios atienden a 2 mil 234 mexiquenses. La cifra de casos negativos se elevó a 142 mil 300.

Y eso que estamos en semáforo epidemiológico naranja, con muchas posibilidades de regresar al rojo porque los contagios se han incrementado en las últimas semanas y ha obligado a que el gobierno le apriete las tuercas a los habitantes.

Alfredo Del Mazo Maza advirtió que esta temporada decembrina es importante ser responsables y reforzar las acciones preventivas para contener el ritmo de contagios, no perder el camino avanzado y evitar regresar al semáforo rojo, por lo que reiteró el llamado a reforzar las medidas preventivas como son uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos y establecer sana distancia entre personas.

La situación no está nada sencilla. Desde las fiestas patrias han aumentado los contagios de manera quizá lenta, pero sostenida y eso preocupa porque los hospitales con Covid están llenos al tope, en algunos han tenido que habilitar nuevas áreas o rehabilitar algunas que ya habían desmantelado.

Nadie quiere que regresemos al semáforo rojo, pero quizá sea necesario porque la gente se volcará a los centros comerciales o a los mercados de barrio y a los tianguis para hacer sus compras de fin de año.

Parece que hubiera una apuesta entre la entidad mexiquense y la Ciudad de México para ver cuál de las dos regresa primero al semáforo epidemiológico rojo, porque en este momento el panorama parece inevitable.

Los más afectados serían nuevamente los negocios y miles de personas podrían quedar en el desempleo. Sería terrible regresar al semáforo rojo.

ASME

Deja un comentario