Reportaje: Un gris regreso a clases

Cerca de 80% de escuelas oficiales enfrentan problemas de servicios en el Estado de México

Con información de Isabel Blancas, Alejandra Reyes y Miriam Vidal

Organizaciones de Padres de Familia denunciaron que el 79 por ciento de las 4 mil 500 escuelas oficiales en el Estado de México enfrentan problemas de servicios básicos como agua potable, energía eléctrica, goteras, obras pendientes, falta de sanitizantes y gel.

Ante ello, Renato Maldonado, presidente del Comité de Transparencia de la sección 36 de Maestros, comentó que se realizan recorridos de inspección por parte de la Dirigencia Sindical en las escuelas del Valle de México, para tener un reporte verídico y acudir a las instancias de gobierno federal, estatal y municipal, a fin de pedir apoyo.

De acuerdo con padres de familia, por lo menos el 2 por ciento de los planteles fueron dañados por el vandalismo y los ladrones.

Además, aseguran que existen problemas de escasez de agua en Ecatepec, Nicolás Romero, Tultitlán, Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán, Naucalpan, Teoloyucan y otros municipios, “por lo que se complica el regreso a clases”.

Reconoció que también hay escuelas que tienen adeudos importantes a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y les han cortado la energía eléctrica.

Pobreza y rezago

Sin agua es como diversas escuelas de Ecatepec se las arreglarán para retomar las clases presenciales y prevenir que los niños se contagien de Covid-19.

Tal es el caso de 20 planteles de colonias marginadas en la Sierra de Guadalupe, donde los profesores y padres de familia deberán cooperar para comprar el agua a pipas.

Dolores Tejeda Villalón, coordinadora del Movimiento de Escuelas y Centros Comunitarios (MECC), dijo que han “tenido que comprarla hasta en mil pesos, para dar mantenimiento y subsanar las necesidades básicas de los alumnos”.

La profesora consideró que además enfrentan una crisis económica y emocional a causa de la pandemia, lo que hará más difícil el regreso seguro.

Tejeda Villalón afirmó que muchas de las familias de la región no cuentan con los recursos económicos para acceder a los servicios médicos en caso de contraer la enfermedad.

“Estoy de acuerdo que los niños tienen derecho a la educación, a la recreación, pero también tienen derecho a la salud y a la vida”.

Y es que la directora de la primaria Benito Juárez y el kínder Margarita Maza de Juárez, señaló que las madres recurren a remedios caseros o se regresan a sus pueblos para atenderse, por la falta de seguridad social.

Para la profesora, lo ideal sería que se atrase un poco más el regreso, una vez que el semáforo esté en verde y se vacune a los pequeños.

Nicolás Romero

Maestros de educación básica pidieron al gobierno municipal que mejore las condiciones sanitarias para las 495 escuelas, pues el 40 por ciento carece de agua potable, alumbrado público y servicios elementales.

Saturnino Vázquez López, maestro de la escuela Benito Juárez y miembro de Antorcha Popular, destacó que no se debe permitir el retorno a clases, cuando existen problemas sanitarios en las escuelas.

En el municipio se cuenta con 184 es-cuelas de preescolar; 133 primarias; 60 secundarias y 18 bachilleratos.

A oscuras

En la primaria Ignacio Zaragoza, en Teoloyucan, no existen las condiciones para que sus más de 530 alumnos regresen a clases porque no hay agua ni luz, además hay obras sin terminar.

La directora de la escuela, Sonia Sánchez comentó que “son varios salones que tienen bultos de cemento, grava y tierra, porque iban a construir la plancha cívica y realizarían canales para evitar encharcamientos”.

Comentó que los del turno vespertino no van a tener luz, pues derivado de las obras rompieron el cable que conecta con el transformador.

“Ya se pidió ayuda al municipio y no hubo respuesta. No hay agua, porque falta uno de los tinacos en los baños, ya que por los fuertes vientos se desprendió de su base y quedó desconectado. No sabemos cómo le vamos a hacer, pero tenemos que regresar en esas condiciones. No es que no queramos”.

Ven protocolo poco claro

Se necesita un regreso a clases de calidad y excelencia, no triunfalista y actualmente existe una gran incertidumbre sobre la manera en la que se dará.

Carlos Aguirre Marín, director general de la Alianza de Maestros, aseguró que se necesita que la comunidad educativa tenga claro el mecanismo de participación de los directivos, maestros, alumnos y padres de familia, así como la asistencia de los alumnos, cuántos, cómo y de qué manera se desarrollarán las clases virtuales, presenciales o híbridas.

“En fechas recientes, el titular del Poder Ejecutivo anunció el inminente regreso a clases. Las razones que se argumentan son diversas, sobre todo de índole socio-emocional, educativo e incluso económico”.

Aguirre Marín recordó que los alumnos de educación básica están en riesgo, pues no están vacunados y los maestros requieren una segunda dosis.

“Ante esta situación necesitamos que la autoridad considere el contagio en los maestros como riesgo de trabajo y que se le brinden todas las medidas y condiciones de protección”.

Insisten en seguridad

Dolores Tejeda Villalón, coordinadora del Movimiento de Escuelas y Centros Comunitarios (MECC), dijo que conoce varios casos en los que algunos de sus compañeros maestros han perdido a familiares a causa del Covid-19.

En días pasados, dijo, murió el esposo de una profesora y ella, con un bebé de dos meses, se está recuperando.

“Cuando ya has vivido situaciones críticas y carencias de los suministros para seguir sobreviviendo, es de pensar si real-mente estamos preparados para abrir las escuelas”, señaló.

De acuerdo la Secretaría de Educación del Estado de México, en el ciclo escolar 2018-2019 había:

Habrá consecuencias, asegura experta

La decisión de regresar o no a clases será tomada de acuerdo a las necesidades, tanto de los papás como de los niños, pero cualquiera que sea la decisión traerá consecuencias.

Vanesa Silva, pedagoga y psicoterapeuta, explicó que hay papás que tienen la opción de decidir si llevan o no a sus hijos a la escuela, pero hacer lo que no se quiere puede traer consecuencias como insomnio, ansiedad y rebeldía, tanto en los papás como en los niños y jóvenes.

“Creo que no está ni bien ni mal, dependerá de las necesidades de cada familia… si es importante estar informado y conocer las condiciones para tomar la mejor decisión”.

Explicó que los niños pequeños aún no podrán decidir, por lo que los papás tendrán que valorar las condiciones, pero siempre escuchando la opinión de los hijos.

“Sí es importante saber cómo se sienten, si quieren o no regresar a la escuela, cuál es su miedo, que piensan y entonces tener todos los elementos para tomar la mejor decisión, aunque también hay que considerar que existen personas que no tienen opción”.

Silva reconoció que es importante que los niños socialicen pero en las condiciones actuales esto no va a pasar, por lo menos no como se pretende, pues los protocolos deben ser muy estrictos y la prioridad debe ser la vida.

“Si los papás deciden que los niños vayan a la escuela para socializar, deben saber que las consecuencias pueden ser los contagios, pero si deciden no llevarlos las consecuencias son otras y también las deben enfrentar”.

Explicó que después de año y medio de pandemia, los niños llegarán muy volubles y vulnerables, por lo que además de tener que atender el desempeño académico se debe poner atención en lo anímico y emocional.

“Los niños llegarán con historias que no conocemos, con miedos y pérdidas importantes, por lo que debe haber preparación humanista por parte de los maestros, para contener esta situación que no se ve fácil”.

Para finalizar, Silva lamentó que el regreso a clases no será fácil para nadie.

Ante incertidumbre, los papás rechazan pagar inscripción

El presidente del Frente Nacional por la Familia, Jair Martínez, advirtió que no se les puede obligar a pagar por la inscripción, que va de 800 a mil 500 pesos.

Dijo que “no se tiene en las escuelas oficiales del Valle de México las condiciones sanitarias, no hay agua, los sanitarios están en pésimas condiciones”.

Con esas cartas quieren que los padres asuman la responsabilidad de mandar a sus hijos, “lavándose las manos la autoridad escolar”, insistió.

Comentó que tiene información de padres de familia de escuelas de Cuautitlán Izcalli, Coacalco, Tultitlán, Tlalnepantla, Atizapán y Naucalpan donde si no pagan no se les inscribe y para ello dan un número de cuenta bancario.

Martínez afirmó que deben denunciar los casos, nadie los puede obligar, ni a firmar, ni a pagar las cuotas escolares. “Nosotros como padres de familia no los vamos a mandar a las clases presenciales”, dijo.

Se tiene que presionar al gobierno para que brinden condiciones sanitarias en las escuelas. Además, todavía no hay fecha para va-cunar a los niños, niñas y adolescentes, exponer a los pequeños es arriesgar a la familia.

Para muestra, una escuela

Al norte de Ecatepec, en el límite con Acolman y Atenco, se ubica la colonia irregular La Laguna Chiconautla, cuyas escuelas padecen falta de agua y también de drenaje.

Edmundo Acevedo Ruíz, director de la Preparatoria 228, reconoció que deberán prevenirse con la compra de agua a pipas y estar listos para recibir a quienes deseen asistir.

“Dos o tres días no son suficientes para darle mantenimiento a la escuela y prepararnos para el nuevo ciclo es-colar. Afortunadamente, los papás y los alumnos han sido muy participados desde antes”.

Caso similar es el de la escuela primaria Guillermo Prieto que este año ya padeció los estragos de cada temporada de lluvias por la falta de drenaje.

Las aulas prefabricadas y el patio, así como las calles aledañas al plantel educativo con turnos matutino y vespertino, quedaron anegadas hace unas semanas.

En algunos puntos el nivel de agua es de hasta 30 centímetros de altura. Laura Quevedo, directora del plantel recurrió a las autoridades municipales para que después de años de peticiones, este problema se solucione.

NEF

Deja un comentario