Resultado: negativo

El frío clima del fin de semana me provocó un leve resfriado. Portadora de las dos vacunas y súper cuidadosa aún con la pandemia del Covid, no dudé en comentarlo; y que me mandan a hacer la prueba…

Yo pensé que esos tiempos ya habían pasado, pero no. Aún muchas personas dan positivo, asegura una de las encargadas del módulo.

La verdad fui más a fuerza que voluntariamente. Mi mente me decía todo el tiempo que no tenía Covid, pero no crean, siempre surge la pequeña duda de ¿Y si sí tengo? El fin de semana estuve con mi familia, con mis padres que son adultos mayores, mi padre un poco delicado de salud, y además, dos bebés.

Realmente me alarmé. Pero después de ver el resultado NEGATIVO, me siento mejor. Les doy la noticia a los que convivieron conmigo y que todos sientan alivio, bueno, ya no soy la apestada.

El proceso

La verdad me resistí, pero me hice más tiempo en ir al módulo de pruebas gratis que se encuentra en Metepec, a un lado del recinto ferial –por la carretera de terracería, no se vayan a pasar como me sucedió a mi– y desde mi llegada a la entrega de resultados, no tardé más de 10 minutos.

Es muy fácil perderse porque ya no está la fila que daba la vuelta a la cuadra sobre Comonfort. Es más, no hay fila.

Llegamos en moto; un señor no muy atento, pero tampoco grosero, me dio un papel para poner mi nombre, fecha y un número. 182 me tocó, lo que indica que este martes 22, hasta la una de la tarde aproximadamente, éramos 182 las personas que nos hicimos la prueba ahí.

Otro señor te anota en una lista, toma tu teléfono y pasas al módulo de pruebas. Han cambiado mucho. En plena pandemia me hicieron uno, era nasal y bucofaríngeo, muy incómodo, nunca me dieron el resultado escrito; solo me hablaron tres o cuatro días después para decirme que era negativo.

Esta vez había no más de 5 personas formadas, pero el proceso es realmente rápido.  Apenas bajé de la moto y me incorporé a la fila, ya me tocaba pasar.

Desinfectan la misma silla en la que nos sentamos todos. Te piden que te descubras la nariz e insertan un cotonete muy largo. No te dan tiempo de nada, cuando acuerdas ya casi llegó a la garganta y ya hasta lo sacaron.

“No se mueva y no apriete los ojos” dicen y es lo primero que haces. Así somos. Después te mandan a esperar afuera unos diez minutos para darte el resultado en el papel que previamente te recogieron.

No fueron diez, fueron menos. La enfermera sale con varios papeles y los entrega diciendo el resultado en voz alta. Fueron unos tres antes que yo y todos fuimos negativos.

No lo niego, siento alivio. La enfermera dice que cualquier resfriado, por leve que sea, debe ser checado, pues asegura que aún con la vacuna, muchos dan positivo, ya son menos, dijo, pero sí hay todavía.

Si queremos mantener el semáforo verde, insistió, debemos hacernos la prueba antes de convivir con alguien para evitar ponerlo en riesgo, pues la vacuna no nos hace inmunes, aclaró.

Y pues bueno, el resultado fue negativo. No pasa nada si nos hacemos la prueba, que es gratuita, rápida y eficiente.

ASME

Deja un comentario