Retos complejos para la UAEMéx

Communitas

“En cualquier circunstancia la Universidad Autónoma del Estado de México saldrá avante con el poder de su verdad y de su historia”. Así lo afirmó -en agosto de 2019- el rector, Alfredo Barrera Baca, en un contexto de incertidumbre y amenaza a la reputación de la UAEMéx. Apenas unos días atrás de esa declaración, se había vinculado a proceso a la ex secretaria federal de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, por “no informar o no evitar el daño al patrimonio del Estado”, derivado de actos indebidos de su equipo de trabajo, algunos de ellos probablemente relacionados con el caso conocido como “la estafa maestra”.

Era el tercer informe de actividades del director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Marco Aurelio Cienfuegos Terrón, y en ese espacio, el rector planteó el surgimiento de un modelo financiero firme y transparente, con un tipo de administración sólida y perdurable, “donde el yerro de los individuos incapaces y deshonestos no sea pagado injustamente por nuestras colectividades”, enfatizó.

Ahora, casi un año y nueve meses después, en la última semana de actividades de la administración del rector Barrera Baca, el asunto de la llamada “estafa maestra” regresó al espectro mediático, al darse a conocer -por el medio informativo “Animal Político”- la vinculación a proceso de un ex funcionario de la UAEMéx, por su probable responsabilidad en el uso ilícito de atribuciones en un contrato de 33 millones de pesos con irregularidades.

Al rector Barrera le correspondió dirigir durante cuatro años a la institución pública de educación superior más importante del Estado de México, cuya matrícula supera los 90 mil estudiantes, en condiciones de alta complejidad.

Además de los señalamientos por manejos irregulares de 14 convenios con seis instituciones del gobierno federal que se suscribieron antes de su gestión, el rector debió afrontar un cambio de régimen político con la llegada de Morena a la titularidad del Poder Ejecutivo federal, y el control del Congreso de la Unión, así como del Poder Legislativo estatal, lo que complicó la interlocución con esas instancias.

En esa misma ruta, luego de que la UAEMéx perdió un amparo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que la LX Legislatura del Estado México debía designar al contralor de la UAEMéx, y la adaptación a ese nuevo modelo de vigilancia no ha sido nada fácil.

Ahora más de 7 mil integrantes de la comunidad docente y administrativa de la Universidad deberemos presentar nuestra declaración patrimonial y de intereses, en apego a la normatividad federal y estatal en materia anticorrupción. Esa determinación legal, que no ha gustado en la comunidad, de manera equivocada -o mal intencionada- se le atribuye a una decisión unipersonal del titular del Órgano Interno de Control.

Bajo esa circunstancia, este viernes 14 de mayo iniciará una nueva etapa para la Universidad Autónoma del Estado de México, con la elección -si todo ocurre como está previsto- del doctor Carlos Eduardo Barrera Díaz, quien ha generado una amplia expectativa, luego de haber obtenido casi 20 mil puntos en su evaluación cualitativa y obtener 9.8, en una escala de diez, por parte del Consejo Universitario. Los retos que afrontará no serán sencillos y el deseo de que inicie una etapa luminosa para la Máxima Casa de Estudios mexiquense es enorme.

PERCEPCIÓN

Las recientes inundaciones en Metepec ponen de manifiesto que algunas de las obras realizadas no han sido del todo efectivas.

ASME

Deja un comentario