Se disparan quejas por falta de agua en el Valle México

Al menos en seis municipios, los vecinos se quejan de esta irregularidad

Habitantes de los municipios de Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Nicolás Romero, Coacalco o Tultitlán denunciaron la falta de agua en algunas de sus comunidades desde hace algunas semanas.

Cada vez es más común que los habitantes del Valle de México denuncien la falta del líquido en sus domicilios ante la escasez que se padece por la reducción del caudal proveniente del Sistema Cutzamala, y aunque las autoridades locales han implementado diversos operativos para abastecer a la población mediante pipas, éstas han sido insuficientes. 

– “Desde la semana pasada no hay agua, estamos preocupados porque con la pandemia hay medidas sanitarias que no se pueden cumplir”, 

– “Mínimo que manden pipas o vuelvan a poner los tinacos con agua”, 

– “Piden que uno se lave las manos y se bañe si llegan de la calle pero sin agua, cómo???”

– “Esperando nos puedan ayudar ya que NO tenemos agua desde hace 3 semanas en el municipio, ya lo reportamos pero nos dicen que no es problemas de ellos. Nos ayudan?”

Los vecinos exigen as las autoridades municipales solución al desabasto.

Estos son solo algunos de los miles de mensajes que se pueden leer en las redes sociales de los gobiernos como Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Nicolás Romero, Coacalco o Tultitlán, afectados por la sequía que padecen las presas que dotan del líquido a esta región del Estado de México.

Sin embargo, el problema se podría prolongar hasta mayo, cuando comience la temporada de lluvias, pues por el momento se prevé que en marzo haya otra reducción en el envío de agua del sistema Cutzamala, pues el 25 por ciento de la cuenca se encuentra en sequía severa y el resto en sequía moderada debido a la baja precipitación pluvial que se dio desde el año pasado. 

De este sistema se abastece a 13 municipios del Valle de México, lo que ha obligado a los municipios a reparar pozos propios y fortalecer el suministro mediante pipas y con el apoyo del gobierno estatal. 

“Ahora ya entregan agua por medio de pipas y la recibimos sólo dos veces por semana, con la reducción será aún más espaciado el suministro!”, expuso otro usuario de redes sociales, residente de Tultitlán. 

Por ejemplo, en Tlalnepantla se rehabilitó el pozo de agua ‘Viveros de la Loma’ en beneficio de más de 65 mil habitantes de 75 comunidades con desabasto ante la reducción de caudal en el Sistema Cutzamala.

Independientemente del número de pipas que se destinen para minimizar la escasez, todos han coincidido en la importancia de racionar, cuidar y evitar el desperdicio del líquido.

Deja un comentario