Alcaldes y Gobernadores

¡Seamos serios ya!

Alcaldes y Gobernado (s)

Por Gustavo Rentería*

Seamos serios. Con retuitear memes contra el Gobierno Federal, ponerle apodos al Presidente de México, burlarse de la ropa de su señora y repetir lo que supuestamente le dijeron a tu amigo, y repetirlo -como teléfono descompuesto- , no es suficiente para quitarle la mayoría a Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados.

Seamos serios. Por participar en un grupo de WhatsApp donde todos piensan igual, no significa tampoco que así está el país. Ahí convives con un grupo social específico, y no es una muestra válida de cómo se evalúa a un gobernante.

Seamos serios. La portada de una revista, o las 8 columnas de un diario, no hace verano. Es decir, no nos vayamos con la finta de que millones de electores se emocionen o se pongan tristes con lo que publica un medio impreso, y a partir de ese hecho, modifiquen su voto. Tampoco los reportajes, videos o fotografías. Influyen, pero no cambian el sentido de los votos de manera masiva.

Seamos serios. Un periodista, o líder tuitero, no modifica el pensamiento de un elector de manera automática; un simpático o demoledor mensaje con pocos caracteres, no cambia la realidad social. Tampoco una columna bien documentada. Aceptémoslo, nos leen pocos, y cada día escuchan radio y ven televisión los mexicanos, con mayor precaución.

Seamos serios. Cada quien opina y vota, como le va en la feria. No es lo mismo -entendámoslo ya carajo- vivir en un club de golf y manejar un auto de lujo cada que se va al trabajo; que vivir en Ecatepec y viajar en transporte público para ir a buscar a trabajo.

Seamos serios. A pesar del paupérrimo manejo de la pandemia, de las vacaciones del subsecretario Hugo López Gatell en Oaxaca y sin cubrebocas, del cementerio nacional y de la inseguridad creciente, el titular del Ejecutivo sigue con la narrativa de que los problemas vienen del pasado; son culpa de los neoliberales y prianistas. Si usted no lo cree, llámale estúpidos, tarados o como desee a ese grupo, pero según explican las encuestas, siguen siendo mayoría los que compran la idea.

Seamos serios. Aunque no le quepa en su cabeza, y se ponga de color morado, le salga urticaria, y esté a punto del infarto, hay un sector muy amplio de la sociedad que está dispuesta a poner a un lado la crisis, la inseguridad, la falta de empleos, la criminal pandemia del coronavirus, las compras con asignación directa -pasándose por el Arco del Triunfo las licitaciones públicas-, e inclusive el hambre, para seguir apoyando al Presidente.

Seamos serios. AMLO aunque vive en un Palacio, viste, come, habla, y se maneja sencillo. En los aeropuertos divide opiniones. ¿Cómo es posible que este naco venga en mi vuelo, que se vaya en un avión o helicóptero de la fuerza aérea? ¿Imagínate que pongan una bomba? ¡No tiene madre El Peje, es un pinche irresponsable, dicen algunos! Mientras otros opinan : ¡Qué sencillo es este tipo, lo vi tomándose un café del Oxxo y un cuernito de jamón de y queso, ya ni yo que lo compro en Starbuscks! ¡No manches, López Obrador se formó en la fila, y no recibió ninguna atención especial! ¡No me lo vas a creer, sin guaruras y en clase perro, bro!

Seamos serios. Lo acusan de ser un provocador y polarizador, cuando debería gobernar para todos, los que votaron por él, y los que no. No manchen, es un político. El ya está pensando en las elecciones de 2024. Las de 2021 ya las tiene resueltas, y casi casi ya está festejando el triunfo y la comodidad de tener tranquilidad, durante lo que resta del sexenio. Ya está afilando la uña del dedo, que señalará a Claudia Sheimbuan o a Marcelo Ebrard.

Seamos serios. La verdadera bronca es que no tiene contrincante político. La oposición es nula. si estamos esperando que Claudio X González, Gustavo de Hoyos, y los líderes del PRI, PAN y PRD resuelvan nuestros problemas, estamos completamente jodidos. Para desbarrancar la 4T se necesitan votos, organización, movimiento social, acción ciudadana, y a 5 meses y días de las elecciones, veo a los que quieren tirar a López Obrador, bastante despintados.

Seamos serios. Si de verdad están en contra de la 4T, vayan pensando -cada quien desde su trinchera- cómo le harán para derrotarlos en 2024; andar con la papa en la boca, diciendo que este país ya valió madres, y que pronto se irán a Miami, no sirve de absolutamente nada.

¡Seamos serios ya!

*Periodista, editor y radiodifusor
@GustavoRenteria
www.GustavoRenteria.mx

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario