Ser Kuako es mi vida: Ricardo Servín

21 años siendo la mascota oficial de la UAEM

Bromista, divertido y sencillo, así es Ricardo Servín Alba, quien es la mascota oficial de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Kuako. Desde hace 21 años porta con orgullo la botarga, y aseguró que lo hará hasta que las autoridades y las fuerzas se lo permitan. 

“Lo disfruto cada vez más, yo en el momento que me visto de Kuako lo disfruto al máximo. Todos esos momentos con los estudiantes y el público, tomos me aplauden, me felicitan y se quieren tomar una foto con Kuako. Es mi vida, yo siempre lo he dicho”.

Siempre ha estado en contacto con el deporte, su papá fue futbolista, e incluso él hizo pruebas para entrar a las reservas del Deportivo Toluca. Sin embargo los horarios y sus estudios no le permitieron continuar.

Comenzó a trabajar en la UAEM hace 38 años, primero en mantenimiento, luego encargado de almacén y debido a situaciones familiares decidió tomar una plaza de velador en los Gimnasios Deportivos Universitarios, donde se mantiene hasta la fecha.

Nace Kuako en el 2000

En los Juegos Selectivos Universitarios del 2000 le pidieron que se pusiera la botarga del Potro, ya que nadie más quiso hacerlo, él, amablemente aceptó y pidió una cosa, que le pusieran música. Desde esa primera vez se ganó el corazón de todos los universitarios auriverdes.

TE SUGERIMOS Llega Kuako a semifinal del Torneo Mundial de Mascotas

El baile siempre le ha gustado, incluso llegó a ganar concursos, por lo que ha sido una característica de la botarga del potro, y la anécdota que recuerda de ese día es: 

“Me la puse y no sabía qué hacer. Yo pedí música porque siempre me ha gustado bailar, ahí nació el grito: ‘¡que baile el Potro!, ¡que baile el Potro¡. Llegó el momento de la premiación ahí descansé y me quite la cabeza, un señor se me acercó y me dijo: ‘le digo una cosa y no se molesta, yo pensé que era un estudiante el que estaba bailando, que gran agilidad tiene y me felicitó”.

Con el pasar de los años su fama ha crecido, pero también el cariño de la comunidad y el respaldo de las autoridades universitarias en todas las administraciones. Es tanto su cariño al personaje que él mismo se encarga de los arreglos de la botarga

Orgullo familiar

Servín Alba asegura que las ganas y el gusto por seguir dando vida a Kuako se mantienen intactas. También es motivo de orgullo para su familia, su esposa, sus hijas y sus dos nietos, de 7 y 10 años.

“Ellas se emocionan mucho, me acompañan a los eventos, siempre lo han hecho, se emocionan al ver cómo me piden fotos y mis nietos igual se toman fotos con su abuelo muy orgullosos, por eso le sigo echando ganas, por el apoyo de la familia”.

Vía redes sociales Kuako se ha mantenido muy activo aún en medio de la pandemia, comenzó a hacerlo para distraerse, divertir a la comunidad universitaria y seguir vigente. 

“En mi casa empecé a hacer videos para distraer a todos los amigos y yo también me distraía porque eran videos chuscos y bailaba, ya durante más de un año los hice, para no olvidarlos y que no se olviden de su servidor”.

En junio pasado Kuako ganó el segundo lugar del Torneo Mundial de Mascotas de la Federación Internacional de Deporte Universitario (FISU) 2021. 

ASME

Deja un comentario