SOS por la zona del Aeropuerto de Toluca

Conversando

En 1984 el Presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado y el entonces Gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo González, inauguraron el aeropuerto José María Morelos y Pavón, una central aérea que desde ese momento marcaría el destino de una de las zonas más importantes de la capital del Estado de México. 

Sin embargo no fue sino hasta 1990 en que aerolíneas internacionales de carga comenzaron operaciones en esa terminal aérea y a partir de ese punto, comenzó un crecimiento del aeropuerto y sus zonas circundantes, pues con una obra de tal magnitud, era de esperarse que la periferia también tuviera un desarrollo. 

No fue sino hasta el año 2005 que la Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca tomó la administración y operación del ya en ese entonces denominado Aeropuerto Internacional de Toluca y a partir de ese punto se construyó ya una terminal en forma que atendiera a pasajeros y una consecuencia lógica fue que el crecimiento de la zona se hizo exponencial en todos sentidos. 

Algunos años atrás se comenzó a desarrollar toda la zona circundante, como en los terrenos de la antigua Hacienda Santín, donde poco a poco los desarrollos inmobiliarios han ganado terreno. Tal es el caso de Los Sauces, que se compone de hasta cinco secciones dónde viven miles de familias. Después vinieron otros como Villas Santín y hoy en la zona hay al menos seis fraccionamientos que con ellos, también llegaron desarrollos comerciales y una importante actividad económica que deja una derrama muy importante al municipio de Toluca. 

Y no sólo en Santín, los desarrollos inmobiliarios de dieron también alrededor del mismo Bulevar Aeropuerto y hasta a un costado del Río Lerma con fraccionamientos como Las Misiones y Villa Toscana, desarrollos de tipo medio que dejaron atrás los de interés social que se construyeron en un principio, y cada día llegan más fraccionamientos, pues actualmente hay al menos uno en construcción. 

Cómo estará creciendo esa parte de la ciudad, que a los tradicionales parques industriales de la zona como el Parque Toluca 2000, se están sumando otros, como el Toluca Park II, que recientemente abrió sus puertas. 

Es por esto que no se entiende que esa zona -que es puerta de entrada a la ciudad de Toluca, a través de la carretera Toluca-Naucalpan, y que además es vecina de la Central de Abasto- se tenga en total abandono por parte de las autoridades municipales.  

Y el abandono no es sólo en materia de seguridad, pues para nadie son un secreto los asaltos a rutas de transporte público que circulan por el Bulevar Aeropuerto, sino porque ni siquiera llegan los servicios de bacheo. 

Las mismas calles de Los Sauces son una desgracia, no se diga las que entran y salen de esa zona, así como la misma carretera Toluca-Naucalpan (pese a que no sea el municipio quien deba arreglar los hoyos en esa vía). La Avenida López Portillo es otro claro ejemplo de la falta de mantenimiento a las calles y hasta la vialidad que pasa justo detrás de la Central de Abasto parece un campo minado. 

Es allí donde realmente el ciudadano se da cuenta de cómo administran las autoridades, de cómo se utiliza su dinero proveniente de los impuestos y es por lo que, tampoco sorprende, que Juan Rodolfo Sánchez fracasó en su intento de reelegirse como Alcalde. Finalmente el dejar de atender a la población que en algún momento le dio su voto de confianza para ser Alcalde, es la misma que le dio la espalda, pero que conste que aún le quedan unos meses al frente de la administración municipal.  

Ya se verá si lo que quiere Juan Rodolfo Sánchez es terminar su administración decorosamente o entregar un municipio prácticamente en ruinas. 

Twitter: @campudia  

Deja un comentario