Soy hijo de la crisis

Desde mi lap

Cómo millones más que nacimos en la década de los 60’s, a nosotros nos tocó vivir el inicio de la docena trágica, nosotros vimos, sentimos y sufrimos junto a nuestros padres la hiperinflación.

Está generación vio como el dólar paso de 12.50 a ¡3 mil pesos en 1992!

Los mIllenials deben saber que en 1993 nuestra moneda perdió 3 ceros porque el valor del PESO era nulo, hoy el dólar esta en 20 pesos, pero si le sumamos a esos 20 pesos los 3 ceros que perdió, realmente el valor del dólar en comparación con aquel de 1970 es de 20 mil pesos.

En 50 años (1970-2020) nuestra moneda se ha devaluado frente al dólar un 1,600%. Sí, ¡mil seiscientos por ciento!

De estos 50 años, 36 le ha tocado al PRI gobernar, 12 al PAN y llevamos 2 con MORENA.

En 1986 los sueldos se ajustaban cada 3 meses. La inflación le ganaba al poder adquisitivo, no recuerdo una época en calma.

Todo esto lo digo porque los spots de campaña que estamos viendo apelan una vez más al miedo, los partidos políticos apuestan a que las nuevas generaciones no vivieron todas estas épocas de crisis, este sentimiento de frustración no está inserto en su herencia emocional, no saben, lo que todos los partidos y todos los políticos han hecho con nuestro país.

Que fácil es decir que el actual gobierno lo hace todo mal, y juro por la virgencita que no lo estoy defendiendo, sólo digo que hay que tener muy poca vergüenza para decir eso y no referirse a todo lo que acabamos de pasar con esos que pregonan que con ellos vamos a estar mejor.

Lo que veo y siempre lo he dicho, es que nuestra decisión es ver quien es el menos malo, no el más bueno, en campaña los políticos juegan a ver quien infunde mas miedo y que nuestro voto se decante por el temor a la pérdida y no por la esperanza de la ganancia.

Hace uno días un político me dijo: “imagínate como estaría nuestro país si los políticos profesionales no se hubieran hecho cargo de él”, su razonamiento se basa en que debe haber personas preparadas para administrar la hacienda pública, me parece razonable su pensamiento, pero a la vista de los resultados estos políticos profesionales han sido una burla.

No quiero ser pesimista, pero no veo la luz en el camino, ganarán los mismos de siempre, porque siguen siendo los mismos, quizá en otro partido, defendiendo otros colores, proponiendo otras cosas, para llegar al mismo resultado.

México es un país de políticos mediocres. Esa es mi lectura.

No creo que haya una persona que se atreva a contradecirme, porque a ese que lo haga, mi respuesta es una: 50 millones de mexicanos en pobreza no mienten.

Encuéntrame en Facebook como HUGO GARCIA.

ASME

Deja un comentario