Alcaldes y GobernadoresOpinión

Testigos activos

Alcaldes y Gobernadores.- En los próximos días iniciaremos los mexiquenses un proceso histórico, comenzará la ruta para que los partidos escojan a sus candidatos para distintos puestos de elección popular

En los próximos días iniciaremos los mexiquenses un proceso histórico. Por un lado, comenzará la ruta para que los partidos escojan a sus candidatos para distintos puestos de elección popular, entre ellos, alcaldes, regidores, diputados locales y federales. Vendrá una oleada de solicitudes de permisos y renuncias, para así cumplir con la ley electoral vigente y poder participar. Los suplentes asumirán cargos, y otros tantos llegarán para concluir periodos.

Es la antesala para renovar en 2023 la Gubernatura y un año después, la Presidencia de la República.

Por otro lado, se acomodarán las fichas: la ciudadanía castigará y premiará, los partidos lucharán por conservar su registro ante INE, los viejos partidos crearán alianzas y candidaturas comunes y, esa política de paz entre el PRI del Estado de México y Morena nacional se empezará a resquebrajar.

Los periodistas, analistas y politólogos empezaremos a practicar nuestro deporte favorito: escribir, diseñar y comentar escenarios posibles, las agendas de los actores se llenarán -aunque ahora en medio de una pandemia sanitaria- quizás se privilegien los instrumentos digitales. La radio y la televisión volverán a ser fundamentales. Quien opere mejor, se llevará el triunfo.

Obviamente vendrán los rompimientos, amenazas y medición de fuerzas.  Una vez más la temporada de videoescándalos está por llegar y otra vez los trapitos al sol se empezarán a divulgar.

Muchos tricolores y perredistas que se sienten abandonados, buscan desesperados una oportunidad para que los voltee a ver Higinio Martínez, la maestra Delfina y un hijo del huésped de Palacio Nacional. Mientras que los panistas engallados intentarán recoger el voto del enojo contra Andrés Manuel López Obrador.

Pero la elección que viene trae consigo dos rutas posibles: que fragüe la 4T y que continúe el camino de lo que denomina el tabasqueño el cambio verdadero, o decirle adiós a esa Cuarta Transformación de la Vida Pública del país que, para algunos, es sinónimo de retroceso total.

Para bien o para mal, logró Lopez Obrador que toda conversación desemboque en él. Pobreza, energía, inseguridad, relaciones con el exterior, inversiones, o toma de casetas; pasando por los muertos del COVID, la contaminación atmosférica,  y la calidad de vida de todos nosotros. Ya no importa mucho que los males o bienes vengan del pasado, hoy estás con él, o estás en contra de él.

Si la mayoría de los mexicanos le quita la mayoría en San Lázaro, solamente habría durado tres años el experimento de la izquierda; pero si le vuelve a dar el control a Morena y sus aliados en la Cámara Baja, seremos testigos de la estocada al viejo régimen.

En las familias, comunidades vecinales, grupos de WhatsApp y no se diga a través de las redes sociales, está la discusión: con AMLO o contra AMLO. Muy pronto sabremos si le vino como anillo al dedo la pandemia al Gobierno Federal, o más bien fue la soga al cuello que acabó con el proyecto.

Si le dan el sí a AMLO, la gubernatura en 2023 será para Morena, y se inauguraría la alternancia en nuestro estado. Quizá el PRI desaparezca del mapa y sus líderes históricos tendrían que jubilarse; pero si le dan la espalda a López Obrador y la mayoría lo manda a la Chingada (así se llama su rancho de retiro) que nadie dude que nuestro gobernador se convierta en el candidato natural de la oposición a la Presidencia de la República, en una espiral similar a la que vivió el también mexiquense, Enrique Peña Nieto. Antes le entregaría las llaves de su despacho a un correligionario.

De ese tamaño, de esa dimensión es el proceso electoral que estamos a punto de vivir. Unos con voto razonado y muy bien estudiado irán a las urnas; otros con el hígado y con rabia acumulada también participarán, solo falta saber quien junta más votos, para así conocer el futuro y la senda que recorrerá nuestro estado y el país entero.

Desde hoy le pido respetuosamente a los lectores de La Jornada del Estado de México que participen en esta fiesta democrática; nunca me atrevería a sugerirle que ruta tome, pero sí lo convoco desde ya, a que revise que aparece en el listado nominal y que su credencial para votar con fotografía estará vigente para participar en las elecciones del 6 de junio.

Y claro, después en la consulta popular para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados, encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas el 1 de agosto de 2021.

Nos vemos en las urnas el próximo año, y seamos testigos activos, del rumbo de nuestro Estado de México y del país que queremos.

Periodista, editor y radiodifusor

www.GustavoRenteria.mx

@GustavoRenteria

ASME

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario