Un año especial para la Orquesta Filarmónica

La directora, Gabriela Díaz, aseguró que fue un año importante para la OFM pese a la situación

Gabriela Díaz Alatriste, directora de la Orquesta Filarmónica Mexiquense (OFM), aseguró que pese a las condiciones adversas a las que se enfrentaron ellos y todos los músicos del mundo, de manera personal se mostró contenta por lo realizado ya que tenían mucho entusiasmo por la reconfiguración que sufrieron.

“Este fue un año especial porque para nosotros fue el primer año que comenzamos en el CCMB (Centro Cultural Mexiquense Bicentenario), en la sala “Elisa Carrillo”, abrimos en enero y además porque fue la reestructuración de la orquesta, entonces también una orquesta con muchos jóvenes que estaban por primera vez participando”, destacó.

El 2020 lo iniciaron con el pie derecho, en marzo la OFM presentó a Carmina Burana, estrenaron la pieza “Vuela” de la compositora mexicana María Eugenia Enríquez Morán. Pudieron presentar la 5ª Sinfonía de Beethoven, lo que les ayudó a plantearse grandes retos, pero vino la pandemia sanitaria.

Los primeros meses de confinamiento, diferentes jóvenes de la orquesta y la maestra Díaz Alatriste grabaron videos para el programa Cultura y deporte en un Click 3.0, que se transmite por redes sociales, en los cuales de forma didáctica se presentaron diferentes instrumentos de cada familia, así como temas de la dirección orquestal.

“Pero nos vimos obligados a parar un poco indefinidamente porque la situación se siguió agravando, fue como de mucha incertidumbre, fue difícil para los muchachos estar así y para todos”, reconoció.

Una vez que les notificó del regreso para el mes de septiembre fue plantearse muchos escenarios; en cuanto a la configuración de la orquesta, de posibilidades de la cantidad de gente y para la directora el reto fue la selección de cada programa, una labor siempre complicada y este caso eran otros parámetros, destacó.

Los ensayos también fueron complicados pero la acústica de la sala “Elisa Carrillo” siempre ayudó, “fue pensar en esta parte de que la música puede ayudar, qué puede representar para la gente, puede enriquecer el espíritu y el alma”, señaló, por eso el primer programa de la temporada fue dedicado al personal médico.

El programa de la temporada completa fue pensado en hacer música para tocar el corazón de las personas, un programa con sensibilidad, y con cosas muy retadoras, pero bellas para todos los músicos, ya que hizo un comparativa que son como lo deportistas, necesitan ensayar o entrenar para mantener o alcanzar un nivel.

Deja un comentario