Urge capacitar a autoridades para atender reconversión

En lo que va del año se han registrado dos casos que merecen atención, asegura la organización Fuera del Closet

A casi un mes de haber entrado en vigor las sanciones a las terapias de reconversión en el Estado de México, las asociaciones civiles, como Fuera del Closet, advirtieron que el reto será capacitar a las autoridades para evitar omisión en los casos, pues en este año van dos casos documentados.

El secretario de Fuera del Clóset, Ernesto Montes de Oca, indicó que una vez que como ONG´s lograron impulsar esta reforma ahora buscan participar para crear protocolos de atención y evitar alguna vulneración a los derechos humanos de las víctimas.

Recordó que como asociación han atendido al menos cinco casos, entre ellos un niño trans en Santiago Tianguistenco, donde el Sistema DIF recurrió a ellos para saber cómo tratar a la víctima que fue sometida a terapia psiquiátrica y otra seudo religiosa.

Sin embargo, advirtió que dicha instancia pudo haber incurrido en omisión institucional debido a que el menor fue retirado de su núcleo familiar, pero posteriormente fue reintegrado.

Afirmó que los padres volvieron a tener el resguardo debido a que la víctima habría firmado una responsiva de que ya no era violentado.

Ernesto Montes de Oca indicó que para este caso ya recurrieron a la Secretaría de la Mujer y a otras instancias. Y aseveró que esto demuestra la falta de capacitación que tienen las autoridades en la materia.

Entra en vigor

El 7 de marzo entró en vigor la tipificación de las terapias de reconversión en la entidad, luego de que se retrasó cuatro meses.

Ahora en el Código Penal se adiciona el Capítulo VII “Delitos Contra el Libre Desarrollo de la Personalidad y la Identidad Sexual”. Y favorece a los derechos de la comunidad lésbico-gay.

Esto implica que se le impondrán hasta tres años de prisión a quien someta, coaccione u obligue a otro a recibir o realizar procedimientos o métodos con la finalidad de cambiar su orientación sexual.

Además, que se imponen de 25 a 100 días de trabajo en favor de la comunidad y de 50 a 200 días multa.

Las penas antes referidas aumentarán a una mitad si la víctima mantiene una relación familiar o de amistad, así como sentimental, además si se trata de menores de edad, con alguna discapacidad, adultos mayores y privadas de la libertad.

La entidad se convirtió en la segunda en el país, después de la Ciudad de México, en prohibir y castigar con cárcel las terapias de reconversión.

Deja un comentario