Ya cayó

La detención de Luis Cárdenas Palomino es una muy buena noticia por donde se le vea. Estamos hablando de la mano derecha del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien hoy se encuentra preso en Estados Unidos por sus presuntos vínculos con el Cártel de Sinaloa.

Pero no sólo eso, Cárdenas Palomino es señalado como el artífice del bochornoso montaje para la televisión de la detención de Israel Vallarta y Florence Cassez, señalados en su momento como líderes de la banda de secuestradores Los Zodiaco, quienes fueron “capturados” el 8 de diciembre de 2005 cerca de un rancho llamado “Las Chinitas” al sur de la Ciudad de México.

Aunque hoy tenemos mucho más información y muy buenas investigaciones al respecto, como la de Jorge Volpi plasmada en su libro “Una Novela Criminal”, en la que se hace un seguimiento puntual del caso y se establece que los imputados no fueron detenidos en el lugar que las autoridades dijeron y mucho menos bajo las condiciones que refirieron.

Tal fue el desaseo de ese caso por parte de la autoridades, incluido Cárdenas Palomino, que la misma Cassez fue liberada en 2013 al encontrar la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) elementos suficientes de la violación al debido proceso, razón por la que la ciudadana francesa pudo salir de México, pero Vallarta aún se encuentra en prisión.

Cárdenas Palomino, quien también se desempeñó como jefe de seguridad regional de la Policía Federal, fue detenido en Naucalpan, Estado de México, gracias a una orden de aprehensión librada en 2012 por presuntas torturas aplicadas a cuatro personas, entre ellas un hermano y un sobrino del Israel Vallarta, por el mismo caso de la banda de Los Zodiaco.

Cárdenas Palomino venía huyendo de las autoridades, desde septiembre del año pasado y la captura de García Luna en Estados Unidos no hizo otra cosa más que complicar su situación con la justicia, pues los fiscales norteamericanos han señalado que Cárdenas Palomino también recibió sobornos del Cártel de Sinaloa, al igual que el ex jefe antidrogas de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño García.

Debido a ello, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda (SHCP), ordenó el congelamiento de tres cuentas bancarias a Cárdenas Palomino en Santander, Banamex y Banco Azteca que al día de hoy no han podido ser recuperadas por el ex policía.

Sin duda el caso de Cárdenas Palomino es una deuda pendiente en México, pero es menester destacar que este personaje también tiene una orden de captura librada en la corte de Distrito del Este de Nueva York, por lo que es difícil en este momento saber si Cárdenas Palomino terminará como su antiguo jefe, García Luna, enfrentando un proceso en Estados Unidos, aunque al momento de escribir estas líneas, aún no se inicia un proceso de extradición, pues no hay aún una solicitud formal.

En cualquier caso, que Cárdenas Palomino haya sido capturado y se le inicie por fin un proceso penal, ya sea en México o Estados Unidos, es una muy buena noticia para tratar de corregir uno de los pasajes más oscuros de la historia en la justicia mexicana.

Twitter: @campudia

ASME

Deja un comentario