Presos tienen que pagar hasta la celda en la que duermen

Custodios le ponen tarifa a todo en los penales mexiquenses

No por nada la cárcel ha sido apodada “el hotel más caro del mundo”; ahí se paga por todo: desde apartar un lugar en la fila para poder ingresar al penal los días de visita, hasta por el derecho a una celda.

Los familiares de algunas personas recluidas en los penales mexiquenses calcularon que gastan entre mil y mil 500 pesos cada sábado o domingo de visita.

Pues no solamente lo destinan en comida y transporte, sino además las circunstancias los orillan a pagar actos de corrupción.

De esa cantidad, entre 500 y 700 pesos es para el pago a custodios a discreción y para dejarle dinero a los internos, para que a su vez ellos lo puedan ocupar adentro.

Las tarifas que cobran los custodios

Familiares de internos informaron a La Jornada Estado de México sobre las tarifas que cobran los custodios a las personas privadas de la libertad o a sus familias:

  • Por brindar protección: de $1,500 a $2000 a la quincena
  • Por el acceso a una celda: entre $250 y $500 semanalmente
  • Por agua caliente para bañarse: de $10.00 a $15.00 pesos
  • Por pasar lista: $5.00
  • Por el uso del sanitario: $5.00

“Muchas veces si no pagas protección extorsionan a tu familiar, lo golpean. Eso le permite no ser molestado, tener un lugar en el cantón, para que tenga un espacio donde dormir. Yo estuve pagando protección durante dos meses”.

Platicó Karina “N”, hermana de una persona privada de la libertad.

“Es como si estuvieran pagando renta, les cobran agua, electricidad”.

Señaló Andrea “N”, familiar de un interno.

TE SUGERIMOS: Exhiben corrupción en torno a solicitud a Ley de Amnistía y estancia en cárceles mexiquenses

Además, muchas veces las visitas han tenido que pagar:

  • Por apartar un lugar afuera de la fila: $30
  • Por pasar algunos alimentos: $50 a $70
  • Por servicio de paquetería: $10 a $50 según sea el artículo que se va a guardar
  • Por una mesa para convivir: de $30 a $50 dependiendo la zona

“Ya sea porque no llevamos la vestimenta que ellos dicen, o porque llevamos comida que según ellos no pasa, tenemos que dar, antes eran los cinco o diez pesos, ahora quieren hasta 50 pesos para pasar por ejemplo, unos plátanos. Aunque sí pase el alimento ya nada más buscan cualquier pretexto para sacar dinero”.

Señaló Luz “N”, familiar de una persona privada de la libertad.

“Los custodios hacen negocio redondo ahí, porque nos cobran a nosotros por pasar hasta fruta, y les cobran también a ellos”.

Añadió Gabriela “N”, afectada.

Otros gastos

A estos gastos se suma el pago de abogados, lo que muchas veces deja a las familias de las personas privadas de la libertad prácticamente sin patrimonio.

Algunas se ven obligados a vender algún terreno, otras la casa, algún vehículo o hasta sus animales.

“Yo tuve que vender mis borregos, mi tienda la vacié”.

Platicó Silvia “N”, madre de un interno.

Dicho de otro modo, la cárcel empobrece a algunos y enriquece a otros, pues todo este dinero que se genera de actos de corrupción no se queda únicamente en los bolsillos de los custodios.

Los recursos llegan a las arcas de los superiores, aseguran los familiares de los internos.

TE SUGERIMOS: Condiciones de cárceles, obstáculo para reinserción social de mujeres

La población penitenciaria del Edomex

El Estado de México tiene la población penitenciaria más grande de todo el país, con más de 30 mil internos.

Tan solo el Centro Penitenciario de Santiaguito en Almoloya de Juárez recibe cada ocho días mil 500 personas, habría que sumar lo que gasta cada una para conocer el tamaño de la ganancia.

“Por eso meten a tanta gente inocente a la cárcel porque es un negocio”

Refirió Luis “N”, familiar.

El dinero recaudado en ” mordidas” es adicional a los más de dos mil millones de pesos que el Estado asigna al sistema penitenciario para la reclusión y readaptación social, tal como se establece en el presupuesto de egresos que se puede consultar en la Gaceta de Gobierno con fecha del 26 de enero del 2021.

En lo que va del año, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) ha recibido 802 quejas en materia penitenciaria, por parte de familiares o personas privadas de la libertad.

MÁS SOBRE EL TEMA: Recibe Codhem más de 800 quejas contra el sistema penitenciario

Los motivos más frecuentes son por violaciones a los derechos a una estancia digna y segura, el respeto de la situación jurídica y la protección a la integridad.

El visitador general de la Codhem, Víctor Leopoldo Delgado Pérez, refirió que otras inconformidades tienen que ver con una atención médica inadecuada, sanciones injustificadas o actos de corrupción que se presentan durante las visitas familiares.

“Desde el momento que van a hacer sus visitas; que no les dejan pasar los alimentos, aunque hay ciertas restricciones, también ahí es donde se dan los primero momentos de corrupción donde ya se les pide dinero para pasar”.

NEF

Deja un comentario